La compañía de jesús: historia y presencia en todo el entorno

La Compañía de Jesús, fundada por San Ignacio de Loyola en 1540, es la orden religiosa masculina más numerosa de la Iglesia Católica, con más de 1000 miembros en todo el entorno. A lo largo de su historia, ha desempeñado un papel fundamental en la sociedad, abarcando diferentes campos y países.

Índice
  1. Una historia llena de desafíos
  2. Presencia en todo el entorno
  3. Desafíos actuales

Una historia llena de desafíos

A lo largo de casi 500 años, la Compañía de Jesús ha enfrentado diversos desafíos. En 1773, fue suprimida por el papa Clemente XIV, pero luego fue restituida en 1814 por el papa Pío VII. Durante el pontificado de Pedro Arrupe, de 1965 a 1983, las relaciones con el Vaticano fueron difíciles debido al compromiso social de los jesuitas, especialmente en América Latina.

La Compañía de Jesús trabaja por la evangelización del entorno, promoviendo la justicia y el diálogo interreligioso. Su objetivo es alcanzar la perfección cristiana para gloria y servicio de Dios. Además de los votos tradicionales de pobreza, castidad y obediencia, los jesuitas también tienen un voto de obediencia al Papa.

Presencia en todo el entorno

La Compañía de Jesús está presente en 127 países y tiene instituciones educativas en todos los niveles, desde primaria hasta universidad. Cuenta con 207 instituciones de educación superior, 472 de secundaria, 165 de primaria y 78 de formación profesional o técnica. En total, más de 2,5 millones de alumnos estudian en estas instituciones.

En España, la Compañía de Jesús cuenta con 67 colegios y nueve universidades, incluyendo la Pontificia de Comillas y Deusto. En todo el entorno, los jesuitas también publican numerosas revistas especializadas en teología y tienen 66 emisoras de radio, 27 canales de televisión y 30 editoriales.

Desafíos actuales

La Compañía de Jesús ha experimentado una disminución en el número de vocaciones en las últimas décadas, al igual que la Iglesia en general. En 1996, había casi 3000 jesuitas, mientras que en la actualidad hay alrededor de 1000. Sin embargo, en 2007 ingresaron 486 nuevos novicios, lo que muestra que todavía hay personas interesadas en unirse a la orden.

La Compañía de Jesús también ha sido criticada en ocasiones por su postura en temas políticos y sociales. Algunos han acusado a los jesuitas de mostrarse demasiado simpatizantes con movimientos políticos radicales o de tener un enfoque excesivamente crítico hacia la Iglesia. Sin embargo, su compromiso con la justicia y la promoción de la fe sigue siendo una parte fundamental de su labor.

La Compañía de Jesús ha desempeñado un papel importante en la historia de la Iglesia Católica y en la sociedad en general. A lo largo de los siglos, ha enfrentado desafíos y ha sido objeto de críticas, pero su compromiso con la evangelización y la promoción de la justicia sigue siendo su principal objetivo. Con su presencia en todo el entorno y su dedicación a la educación, los jesuitas continúan dejando una huella significativa en la sociedad.

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte contenidos y servicios personalizados a través del análisis de la navegación. Acéptalas o configura sus preferencias Más información