Gobierno de rosas - resumen histórico

El gobierno de Juan Manuel de Rosas en Argentina tuvo dos períodos distintos: 1829-1832 y 1835-185Durante su mandato, Rosas ejerció un gran poder y se consolidó como el líder federal de Buenos Aires. Sin embargo, su gobierno estuvo marcado por la falta de organización nacional y la primacía económica de la provincia.

Índice
  1. Confederación rosista
  2. El control y la represión interna
  3. El camino hacia una Constitución Nacional
  4. Objetivos de Rosas en su primer gobierno

Confederación rosista

Después de derrocar a Manuel Dorrego, Rosas se convirtió en el líder federal de Buenos Aires. Durante sus primeros años en el poder, se dedicó a pacificar el territorio provincial y establecer un orden federal en el interior. Para mantener su poder, solicitó facultades extraordinarias a la Legislatura, argumentando amenazas internas y externas.

A finales de su primer mandato, en 1833, Rosas realizó una expedición al sur de la campaña bonaerense con el objetivo de expandir las tierras productivas de la provincia. Utilizó tanto la fuerza militar como la firma de tratados con las poblaciones indígenas para lograr sus objetivos.

El control y la represión interna

En su segundo gobierno, Rosas enfrentó una serie de conflictos locales e internacionales que lo llevaron a intensificar el control y la represión en el país. Buscó la unanimidad política en la provincia, persiguiendo y reprimiendo a los opositores. Estableció un sistema plebiscitario popular y utilizó estrategias visuales para mostrar su apoyo a la causa federal porteña, como el uso obligatorio de la divisa punzó y la multiplicación de su imagen por la ciudad.

El camino hacia una Constitución Nacional

La Constitución Nacional de Argentina, promulgada en 1853, estableció una república federal y representativa con una división de poderes. Garantizó derechos y libertades civiles para los ciudadanos y creó un poder nacional fuerte, centralizado en la figura del Presidente. Las provincias mantuvieron una cuota de autonomía, pero Buenos Aires exigió la revisión del texto constitucional antes de unirse a la Confederación Argentina.

La primera reforma constitucional se aprobó en 1860, luego de la batalla de Cepeda en 1859, donde Buenos Aires aceptó ser parte de la Confederación.

Objetivos de Rosas en su primer gobierno

En su primer gobierno, Rosas tenía varios objetivos. Uno de ellos era pacificar el territorio provincial y establecer un orden federal en el interior. Para lograrlo, solicitó facultades extraordinarias que le otorgaban un gran poder. También realizó una expedición al sur de la campaña bonaerense para expandir las tierras productivas de la provincia. Utilizó tanto la fuerza militar como la firma de tratados con las poblaciones indígenas.

Otro objetivo importante de Rosas en su primer gobierno fue mantener la primacía económica de Buenos Aires. Se negó a compartir los ingresos de la aduana y no permitió la libre circulación de los ríos, lo que garantizaba el crecimiento ganadero de la provincia.

El gobierno de Rosas estuvo marcado por su poder y control en Buenos Aires. Su falta de organización nacional y su enfoque en mantener la primacía económica de la provincia fueron aspectos destacados de su mandato.

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte contenidos y servicios personalizados a través del análisis de la navegación. Acéptalas o configura sus preferencias Más información