Ley de talles en argentina: resumen y experiencias

La ley de talles en Argentina, establecida por la ley 2521, tiene como objetivo implementar un Sistema Único Normalizado de Identificación de Talles de Indumentaria (Suniti) para la fabricación y comercialización de prendas a partir de los 12 años. Sin embargo, a pesar de estar aprobada a nivel nacional desde 2019, su implementación aún se encuentra en proceso.

Índice
  1. Qué establece la ley de talles Argentina
  2. Experiencias de los usuarios
  3. Qué pasa si no se cumple la ley de talles
  4. Empresas que apuestan a los talles grandes
  5. Cuál es el objetivo de la ley de talles

Qué establece la ley de talles Argentina

La ley de talles en Argentina busca establecer una tabla de medidas corporales normalizadas para la fabricación y comercialización de prendas de vestir, calzado y uniformes. Esta tabla de medidas, basada en estudios antropométricos realizados por expertos, permitirá que las prendas se ajusten adecuadamente a la diversidad de cuerpos de la población argentina.

Además, la ley establece que cada comercio o fabricante debe identificar las prendas con la tabla de talles establecida por el Suniti y exhibirlas de manera clara y visible. También se prohíbe cualquier práctica discriminatoria en cuanto al aspecto físico, orientación sexual, género u otra característica, y se establecen sanciones en caso de incumplimiento.

Experiencias de los usuarios

Usuarios y activistas por la diversidad corporal en Argentina han compartido sus experiencias en relación a la dificultad de encontrar prendas de talle grande en el mercado. Muchos han señalado que es especialmente complicado encontrar pantalones y jeans de su talle, y que la oferta de prendas grandes en los locales aún es limitada.

Algunos usuarios han destacado que, si bien ha habido avances en la oferta de talles grandes y en la concientización sobre la diversidad corporal, aún queda mucho por hacer. La falta de opciones de talle y la discriminación en los espacios de venta de ropa son temas que aún persisten y afectan a muchas personas.

Qué pasa si no se cumple la ley de talles

En caso de no cumplir con las disposiciones establecidas por la ley de talles en Argentina, se pueden aplicar sanciones según lo establecido en la ley de Defensa del Consumidor. Estas sanciones pueden incluir apercibimientos, multas, inhabilitación e incluso penas de prisión.

Es importante destacar que la ley busca garantizar el derecho a la igualdad y a la no discriminación en el acceso a la indumentaria, promoviendo la inclusión y el respeto a la diversidad de cuerpos.

Empresas que apuestan a los talles grandes

A pesar de los desafíos que todavía existen en el mercado de la indumentaria en Argentina, algunas empresas están apostando por la inclusión y la diversidad de talles. Un ejemplo es la marca Wokka, que ofrece talles desde el S hasta el 5XL, incluyendo prendas como jeans que van desde el talle 32 al 70.

Estas empresas buscan concientizar sobre la importancia de contar con una variedad de talles que se adapten a diferentes tipos de cuerpos, evitando la discriminación y los trastornos alimenticios que pueden surgir cuando las personas se sienten presionadas por encajar en ciertos estándares de talle.

Cuál es el objetivo de la ley de talles

El objetivo principal de la ley de talles en Argentina es promover la inclusión y el respeto a la diversidad corporal. Esta ley busca garantizar que todas las personas, independientemente de su tamaño o forma corporal, tengan acceso a prendas de vestir adecuadas y puedan sentirse cómodas y seguras con su apariencia.

La implementación de esta ley implica la fabricación y comercialización de prendas basadas en medidas corporales normalizadas, evitando la discriminación y fomentando la aceptación de la diversidad de cuerpos en la sociedad.

ley de talles argentina resumen - Cuál es el objetivo de la ley de talles

La ley de talles en Argentina busca establecer un sistema de identificación de talles de indumentaria basado en medidas corporales normalizadas, garantizando la inclusión y el respeto a la diversidad corporal. Aunque la implementación de la ley aún está en proceso, se espera que promueva un cambio significativo en la industria de la moda y en la forma en que se percibe y se comercializa la ropa en el país.

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte contenidos y servicios personalizados a través del análisis de la navegación. Acéptalas o configura sus preferencias Más información