Sedentarismo: causas y consecuencias

Las enfermedades cardiovasculares, el cáncer y las enfermedades crónicas no transmisibles son las principales causas de morbilidad y mortalidad a nivel mundial. Estas enfermedades de larga duración y progresión lenta representan el 70% de las muertes en el entorno, con 15 millones de ellas ocurriendo en edades de entre 30 y 69 años.

Una de las principales causas de estas enfermedades es el sedentarismo, que se define como un estilo de vida carente de movimiento o actividad física. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), se considera sedentaria a aquella persona que realiza menos de noventa minutos de actividad física semanal.

La OMS estima que al menos el 60% de la población no realiza la actividad física necesaria para obtener beneficios para la salud. Esto ha llevado a que el sedentarismo sea considerado un problema de salud desde 199

Índice
  1. Causas del sedentarismo en edades pediátricas
  2. Beneficios de la actividad física
  3. Prevención del sedentarismo

Causas del sedentarismo en edades pediátricas

En edades pediátricas, existen varios factores relacionados al sedentarismo:

  • Conductas imitadas de familias sedentarias.
  • Excesivo uso de pantallas y medios tecnológicos (más de dos horas al día).
  • Largos períodos de tiempo que el menor pasa solo, sin la supervisión de un adulto.
  • Tiempo dedicado a las labores escolares y jornadas de trabajo de los padres.
  • Desinterés en practicar deportes.
  • Falta de infraestructuras como parques y campos de juego en las comunidades.
  • Inseguridad en las comunidades.
  • Uso y abuso de medios de transporte para ir a lugares cercanos.

Es importante destacar que los niños y adolescentes son un reflejo de lo que ven y aprenden en sus hogares. Por eso, los padres juegan un rol fundamental en la adquisición de estilos de vida saludables.

La obesidad, considerada como la epidemia del siglo XXI, también está relacionada con el sedentarismo y las dietas no balanceadas. Se estima que existen 41 millones de niños menores de cinco años con sobrepeso y obesidad, y se proyecta que esta cifra llegue a 70 millones para el año 2020 si no se toman medidas preventivas.

La obesidad, a su vez, es factor predisponente de enfermedades crónicas y se asocia con complicaciones para la salud como la diabetes, enfermedades cardiovasculares, osteoporosis, entre otras.

Beneficios de la actividad física

La actividad física regular tiene numerosos beneficios para la salud, entre los que se incluyen:

  • Reducción del riesgo de muerte prematura.
  • Reducción del riesgo de enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo II y cáncer de colon.
  • Prevención de la hipertensión arterial, osteoporosis y dolores lumbares y de espalda.
  • Mejora del bienestar psicológico, reduciendo el estrés, la ansiedad y la depresión.
  • Ayuda en el control del peso y el desarrollo de huesos, músculos y articulaciones sanos.

La implementación de la actividad física es la mejor herramienta para combatir el sedentarismo. Es importante comenzar de forma gradual, previa revisión médica y recomendaciones pertinentes, sobre todo si se padece alguna enfermedad crónica.

En el caso de los niños, la edad y etapa del desarrollo son factores a tener en cuenta para la práctica del ejercicio físico. Las recomendaciones actuales indican que los niños y adolescentes deben realizar al menos 60 minutos de actividad física de intensidad moderada a vigorosa al día.

Además de la actividad física, es importante reducir el tiempo dedicado a actividades sedentarias y fomentar estilos de vida saludables desde tempranas etapas de la vida.

Prevención del sedentarismo

Para prevenir el sedentarismo, se pueden implementar las siguientes estrategias:

  • Fomentar la actividad física desde el hogar y la familia.
  • Utilizar la tecnología de forma provechosa, como vídeos de zumba o aplicaciones para realizar ejercicio físico.
  • Incorporar actividad física en las actividades cotidianas, como utilizar las escaleras en lugar de los elevadores o estacionar el automóvil a cierta distancia del lugar de destino.
  • Revisar los programas educativos en las escuelas y mantener la materia de Educación Física.
  • Trabajar en conjunto con organizaciones estatales y locales, profesionales de la salud, líderes empresariales y comunitarios, y medios de comunicación para crear un entorno que fomente estilos de vida saludables.

El sedentarismo es un estilo de vida carente de movimiento o actividad física que se ha convertido en un problema de salud a nivel mundial. El sedentarismo está relacionado con enfermedades crónicas no transmisibles como la obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares. Para prevenir y combatir el sedentarismo, es necesario implementar la actividad física regularmente y fomentar estilos de vida saludables desde tempranas etapas de la vida.

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte contenidos y servicios personalizados a través del análisis de la navegación. Acéptalas o configura sus preferencias Más información