La guerra civil rusa de 1918: resumen y consecuencias

La Guerra Civil Rusa de 1918 fue un conflicto que tuvo lugar en Rusia luego de la Revolución de Octubre de 1917, en la cual los bolcheviques, liderados por Vladimir Lenin, tomaron el poder y establecieron un gobierno comunista. Esta guerra civil duró desde el 6 de noviembre de 1917 hasta el 17 de junio de 1923, y fue una lucha entre los bolcheviques (también conocidos como el Ejército Rojo) y los opositores al régimen comunista (conocidos como el Ejército Blanco).

Índice
  1. El fin del zarismo y el inicio de la Revolución
  2. El Tratado de Brest-Litovsk y sus consecuencias
  3. Desarrollo y resultado de la Guerra Civil Rusa
  4. Consecuencias de la Guerra Civil Rusa

El fin del zarismo y el inicio de la Revolución

La Guerra Civil Rusa tuvo sus raíces en el descontento de la población rusa, especialmente de la clase trabajadora y los campesinos, con el régimen zarista encabezado por el zar Nicolás II. La situación de pobreza y opresión que sufrían los rusos fue aprovechada por los bolcheviques para iniciar una revolución que buscaba derrocar al zar y establecer un gobierno comunista.

La Revolución estalló el 8 de marzo de 1917, y el zar Nicolás II se vio obligado a abdicar. Tras varios meses de cautividad, él y su familia fueron ejecutados el 17 de julio de 191Con la ayuda de los alemanes, Lenin regresó de su exilio en Suiza a mediados de abril y tomó el poder, poniendo fin a la participación de Rusia en la Primera Guerra Mundial.

El Tratado de Brest-Litovsk y sus consecuencias

En marzo de 1918, el nuevo gobierno bolchevique de Rusia se vio obligado a firmar el Tratado de Brest-Litovsk con las potencias centrales (Alemania, el Imperio austrohúngaro, el Imperio otomano y Bulgaria), poniendo fin a la participación de Rusia en la Primera Guerra Mundial. Este tratado fue considerado humillante para Rusia, ya que implicaba la pérdida de territorios y el pago de indemnizaciones de guerra.

El Tratado de Brest-Litovsk también generó tensiones internas en Rusia, ya que muchos consideraron que los bolcheviques habían traicionado los intereses del país al aceptar condiciones tan desfavorables. Esta situación contribuyó al estallido de la Guerra Civil Rusa, con los opositores al régimen comunista (el Ejército Blanco) buscando derrocar a los bolcheviques y restaurar el antiguo orden.

Desarrollo y resultado de la Guerra Civil Rusa

La Guerra Civil Rusa fue un conflicto prolongado y violento que involucró a diferentes facciones y grupos políticos. Por un lado, el Ejército Rojo, liderado por los bolcheviques, luchaba por mantenerse en el poder y establecer el comunismo en Rusia. Por otro lado, el Ejército Blanco, conformado por una coalición de fuerzas anticomunistas, buscaba derrocar a los bolcheviques y restaurar el antiguo régimen zarista.

La guerra se caracterizó por su brutalidad y por la participación de diferentes potencias extranjeras, que apoyaron a uno u otro bando. Los bolcheviques lograron mantenerse en el poder gracias a su organización y disciplina militar, así como al liderazgo de figuras como Trotsky. Finalmente, el Ejército Rojo logró derrotar a los opositores y consolidar el régimen comunista en Rusia.

guerra civil rusa 1918 resumen - Qué consecuencias trajo consigo la guerra civil en Rusia entre 1918 y 1920

Consecuencias de la Guerra Civil Rusa

La Guerra Civil Rusa tuvo importantes consecuencias tanto para Rusia como para el resto del entorno. En primer lugar, consolidó el poder de los bolcheviques y estableció el régimen comunista en Rusia, que se convertiría en la Unión Soviética en 192

La guerra también tuvo un alto costo humano, con millones de muertos y heridos, así como una grave crisis económica y social. Además, generó tensiones y conflictos internacionales, ya que diferentes potencias extranjeras se involucraron en el conflicto y trataron de influir en el resultado.

La Guerra Civil Rusa de 1918 fue un conflicto que surgió a raíz de la Revolución de Octubre y que enfrentó a los bolcheviques (Ejército Rojo) contra los opositores al régimen comunista (Ejército Blanco). Esta guerra tuvo importantes consecuencias para Rusia y el entorno, y sentó las bases para el establecimiento del régimen comunista en la Unión Soviética.

Subir