Ópera digital compuerta número 12: resumen y testimonios

La Compuerta número 12 es una ópera-monodrama digital basada en una historia de Baldomero Lillo, uno de los grandes cuentistas del realismo social chileno. Esta obra, compuesta por Miguel Farías y dirigida por Christine Hucke, se estrenó el 22 de enero de este año a través de la plataforma digital municipal Delivery.

Índice
  1. El protagonista de la Compuerta número 12
  2. Innovación en educación
  3. Testimonios

El protagonista de la Compuerta número 12

El personaje protagónico de esta ópera es Pablo, interpretado por el barítono Patricio Sabaté. Pablo, envuelto en un aura de ensoñación en su taller, rememora los dolores de la sacrificada vida de los mineros del carbón que marcaron su niñez.

La Compuerta número 12 es una muestra de la fuerza narrativa de Baldomero Lillo. Tanto el libreto como la música de esta ópera fueron construidos a partir de los cuentos de Lillo, los cuales tienen un carácter musical y hablan desde la nostalgia del presente, un desgaste de lo cotidiano que resulta muy poético.

Innovación en educación

La creación de la Compuerta número 12 no solo se trata de una ópera experimental, sino que también fue el resultado de un proceso de experimentación en la comunicación artística a través de lo virtual. Debido a la pandemia, este proceso creativo adquirió aún más relevancia, llevando a los artistas a investigar nuevas formas de transmitir su arte.

Además, durante la creación de esta propuesta se desarrolló una metodología innovadora en educación basada en el Aprendizaje Basado en Proyecto (ABP). Esta metodología será presentada al entorno escolar en marzo de 2021 y fue posible gracias al apoyo del Fondo de Innovación en Educación de la Fundación Mustakis.

La Compuerta número 12 es un ejemplo de cómo las artes pueden contribuir a otros sectores de la sociedad. La crisis generada por la emergencia sanitaria nos ha dado la oportunidad de generar cambios e innovación profundos, y esta ópera es un claro ejemplo de ello.

Testimonios

La directora ejecutiva de Ópera Latinoamérica (OLA), Alejandra Martí, destaca que las artes pueden desarrollar grandes contribuciones a otros sectores de la sociedad. La metodología innovadora en educación desarrollada durante la creación de la Compuerta número 12 demuestra la importancia de fomentar habilidades como la innovación, creatividad y diseño de soluciones ágiles.

Por su parte, Ana María Raad de Fundación Reimagina señala que este proyecto es un modelo que promueve la transferencia y aprendizaje de habilidades necesarias para el siglo XXI.

La producción de la Compuerta número 12 contó con el apoyo del Teatro Municipal de Santiago, la Corporación Cultural Universidad de Concepción (Corcudec) y la asesoría artística de la Fundación Centro de Estudios Avanzados de Música Contemporánea de Argentina, Ceamc.

En palabras de Mario Cabrera Delgado, gerente de Corcudec, la obra de Baldomero Lillo se basa en la realidad de los mineros del carbón en el sur de Chile. La Compuerta número 12 es un susurro del rito de iniciación del ser minero, transmitido entre generaciones.

Finalmente, Martín Bauer, director de Fundación Ceamc de Argentina, destaca que el proceso creativo de la ópera demostró que los obstáculos no son necesariamente impedimentos. La pandemia y el confinamiento obligaron a extremar la imaginación, la creatividad y la audacia. El formato digital adquirió otra dimensión y se humanizó, y el proceso educativo demostró que la distancia consolida las relaciones interpersonales y estimula la creatividad y el compromiso de los alumnos.

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte contenidos y servicios personalizados a través del análisis de la navegación. Acéptalas o configura sus preferencias Más información