El poema de mio cid: resumen del primer cantar

El Poema de Mio Cid es una obra épica anónima que relata las hazañas del caballero castellano Rodrigo Díaz de Vivar, conocido como el Cid Campeador. Este poema es considerado uno de los más importantes de la literatura española y marca el inicio de una disciplina intelectual en el siglo XIX. En este artículo, te ofreceré un resumen del primer cantar del Poema de Mio Cid, destacando los momentos más relevantes de la historia.

Índice
  1. El destierro del Cid
  2. Las bodas de las hijas del Cid
  3. La afrenta de Corpes

El destierro del Cid

El primer cantar del Poema de Mio Cid nos introduce en la historia del destierro del Cid. El rey, acusándolo de falta de honradez por cobrar tributos en Andalucía, lo destierra y le prohíbe a sus vasallos dirigirle la palabra. El Cid se ve obligado a dejar a su esposa Jimena y a sus hijas Elvira y Sol en un monasterio.

El Cid parte junto a sus leales vasallos, enfrentándose a numerosas batallas contra los moros y conquistando reinos en nombre de su rey. Durante su travesía, se enfrenta en una batalla contra Don Ramón de Berenguer, quien lo derrota y encarcela. El Cid, en huelga de hambre, logra ser liberado tras tres días.

Las bodas de las hijas del Cid

En el segundo cantar del Poema de Mio Cid, el Cid y sus vasallos continúan su lucha por la costa mediterránea, hasta que logran apoderarse de Valencia, que antes pertenecía al rey de Marruecos. El Cid solicita al rey Alfonso VI regresar a su tierra y este acepta, bajo la condición de que case a sus hijas con los infantes de Carrión.

El Cid acepta la propuesta a pesar de conocer las intenciones de los infantes de gastar su fortuna. Las bodas se celebran en Valencia con gran pompa y el Cid corre con todos los gastos. Además, regala a sus yernos dos espadas como muestra de aceptación en la familia.

La afrenta de Corpes

En el tercer cantar del Poema de Mio Cid, se narra la afrenta de Corpes. Durante una corte en Valencia, un león escapa y los infantes de Carrión huyen aterrorizados, quedando en ridículo. Para recuperar su honor, deciden golpear y dejar inconscientes a sus esposas, las hijas del Cid, en un árbol.

El sobrino del Cid, Álvar Fáñez, presencia la escena y rescata a las mujeres. Al enterarse de lo sucedido, el Cid pide justicia al rey y se lleva a cabo un duelo en el que los representantes del Cid vencen a los infantes. Deshonrados, los infantes deciden anular el matrimonio con las hijas del Cid.

Finalmente, el Cid casa a sus hijas con los infantes de Navarra y Aragón, en una boda mucho más honrosa. Así concluye el primer cantar del Poema de Mio Cid, dejando al Cid en busca de nuevas hazañas y recuperando su honor.

El primer cantar del Poema de Mio Cid nos sumerge en la historia del destierro del Cid y sus luchas por recuperar su honor y el de su familia. A través de batallas y alianzas matrimoniales, el Cid demuestra su valentía y lealtad. Este poema épico es una muestra de la riqueza literaria de la Edad Media y su relevancia en la literatura española es innegable.

Si te interesa conocer más sobre el Poema de Mio Cid y otras obras literarias, te invito a explorar nuestra sección de lectura, donde encontrarás más resúmenes y análisis de obras clásicas.

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte contenidos y servicios personalizados a través del análisis de la navegación. Acéptalas o configura sus preferencias Más información