Caída del imperio otomano: causas y decadencia

El Imperio Otomano, uno de los más poderosos en la historia, experimentó una caída catastrófica después de la Primera Guerra Mundial. En su apogeo, el imperio se extendía desde Viena hasta el golfo Pérsico, pero varios factores llevaron a su decadencia y colapso. En este artículo, exploraremos las causas de la caída del Imperio Otomano y cómo comenzó su decadencia.

Índice
  1. Causas de la caída del Imperio Otomano
  2. Decadencia del Imperio Otomano

Causas de la caída del Imperio Otomano

El éxito del Imperio Otomano se debió a su estructura centralizada y su control sobre rutas comerciales lucrativas. Sin embargo, varios factores contribuyeron a su caída:

  • Debilitamiento de sus vecinos: En sus inicios, el imperio se aprovechó de la debilidad de sus vecinos, como el Imperio Bizantino y el sultanato selyúcida de Rum. Esto le permitió expandirse y adquirir territorios.
  • Pérdida de control sobre Anatolia: A medida que el imperio se expandía, perdió el control sobre Anatolia debido a la expansión mongola y la caída del sultanato selyúcida de Rum. Sin embargo, Osman, el líder del imperio, se proclamó sultán en 1299 y reclamó el liderazgo sobre Anatolia.
  • Presión fiscal baja: El imperio aplicaba una presión fiscal relativamente baja en comparación con otros poderes, lo que hacía que los territorios en disputa prefirieran estar bajo su dominio.
  • Tolerancia religiosa: Los otomanos eran tolerantes con los pueblos conquistados y permitían que los no musulmanes ocuparan puestos de poder en la administración y el ejército.
  • Impacto de la Peste Negra: La Peste Negra afectó a Europa y debilitó al Imperio Bizantino, lo que dificultó su recuperación y le impidió restablecer el control sobre Anatolia.

Decadencia del Imperio Otomano

A pesar de la debilidad de sus vecinos, el ascenso del Imperio Otomano fue sorprendente. A medida que el imperio se expandía, implementó una administración similar a la de los khanes mongoles para transformar una confederación de tribus en un verdadero imperio. También estableció una guardia personal, los jenízaros, para mantener el control sobre el ejército.

Durante el siglo XIV, el imperio comenzó a ser reconocido como un rival formidable en Europa del Este. Sus victorias sobre Hungría y sus vasallos sentaron las bases para la conquista de Constantinopla en 145A partir de ese momento, el Imperio Otomano se estableció como una potencia duradera.

El Imperio Otomano experimentó una caída catastrófica después de la Primera Guerra Mundial. Aunque su éxito se debió a su estructura centralizada y control sobre rutas comerciales, varias causas contribuyeron a su decadencia. A pesar de ello, el imperio dejó una huella duradera en la historia y su legado perdura hasta el día de hoy.

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte contenidos y servicios personalizados a través del análisis de la navegación. Acéptalas o configura sus preferencias Más información