Los siete saberes para la educación del futuro

En el libro los siete saberes necesarios para la educación del futuro, el filósofo y sociólogo Edgar Morin plantea una serie de saberes fundamentales que considera esenciales para la educación en el siglo XXI. Estos saberes buscan superar la fragmentación del conocimiento y promover una educación integral que forme individuos capaces de enfrentar los desafíos de un entorno cada vez más complejo y globalizado.

Índice
  1. Conocimiento pertinente
  2. Comprensión del ser humano
  3. Enseñar a enfrentar la incertidumbre
  4. Enseñar la comprensión
  5. La ética del género humano
  6. La identidad terrenal
  7. Enseñar la condición humana

Conocimiento pertinente

El primer saber propuesto por Morin es el conocimiento pertinente, que implica comprender la realidad en su complejidad y establecer conexiones entre las diferentes disciplinas. En lugar de enfocarse en el conocimiento especializado y fragmentado, se busca promover una visión interdisciplinaria que permita abordar los problemas desde múltiples perspectivas.

Este saber también implica la necesidad de desarrollar una conciencia crítica y reflexiva, que cuestione los paradigmas establecidos y busque soluciones innovadoras a los desafíos actuales. Es fundamental que los estudiantes aprendan a pensar de manera sistémica y a considerar las implicaciones éticas y sociales de sus acciones.

Comprensión del ser humano

El segundo saber se refiere a la comprensión del ser humano en toda su complejidad. Morin plantea la necesidad de superar la visión reduccionista y fragmentada del ser humano, y promover una educación que integre tanto la dimensión cognitiva como la emocional, ética y estética.

En este sentido, es fundamental que la educación fomente el desarrollo de la empatía, la solidaridad y la capacidad de relacionarse de manera constructiva con los demás. Además, se busca promover una educación que promueva la autonomía y la responsabilidad, formando individuos capaces de tomar decisiones informadas y éticas.

Enseñar a enfrentar la incertidumbre

En un entorno caracterizado por la incertidumbre y el cambio constante, es fundamental que la educación prepare a los estudiantes para enfrentar los desafíos y adaptarse a nuevas situaciones. Morin plantea la necesidad de desarrollar la capacidad de aprender a aprender, es decir, de adquirir las habilidades necesarias para seguir aprendiendo a lo largo de la vida.

Además, se busca promover una actitud abierta y flexible hacia el conocimiento, que permita cuestionar las certezas establecidas y estar dispuesto a explorar nuevas ideas y perspectivas. La educación del futuro debe fomentar la creatividad, la curiosidad y el pensamiento crítico, para que los estudiantes sean capaces de enfrentar los desafíos de un entorno en constante transformación.

Enseñar la comprensión

El cuarto saber propuesto por Morin es la enseñanza de la comprensión. En lugar de centrarse únicamente en la transmisión de información, la educación debe buscar desarrollar la capacidad de comprender y dar sentido a los conocimientos adquiridos.

Esto implica promover una educación basada en la construcción de significados, que permita a los estudiantes conectar los conocimientos con su propia experiencia y contexto. Se busca promover una educación que fomente el pensamiento crítico y reflexivo, y que permita a los estudiantes aplicar los conocimientos de manera práctica y creativa.

La ética del género humano

El quinto saber se refiere a la necesidad de promover una ética del género humano, que reconozca la interdependencia y la responsabilidad de todos los seres humanos. Morin plantea la importancia de superar las divisiones y conflictos basados en la raza, el género, la religión o la nacionalidad, y promover una educación que fomente la igualdad, la justicia y la solidaridad.

En este sentido, se busca promover una educación que forme ciudadanos globales, capaces de entender y respetar la diversidad cultural, y comprometidos con la construcción de un entorno más justo y sostenible.

los siete saberes para la educacion del futuro resumen - Qué son los siete saberes

La identidad terrenal

El sexto saber planteado por Morin se refiere a la necesidad de desarrollar una identidad terrenal, que reconozca nuestra pertenencia a la comunidad humana y al planeta Tierra. En lugar de enfocarse únicamente en las identidades nacionales o culturales, se busca promover una educación que fomente la conciencia global y la responsabilidad hacia el medio ambiente.

Esto implica promover una educación que forme individuos comprometidos con la sostenibilidad y capaces de tomar decisiones informadas y éticas en relación con el medio ambiente. Además, se busca promover una educación que fomente la paz y el diálogo intercultural, y que promueva el respeto y la valoración de la diversidad.

Enseñar la condición humana

Por último, el séptimo saber propuesto por Morin se refiere a la necesidad de enseñar la condición humana en toda su complejidad. Esto implica promover una educación que aborde temas como la mortalidad, la vulnerabilidad y la finitud, y que fomente la reflexión sobre el sentido de la vida y la búsqueda de la felicidad.

Se busca promover una educación que forme individuos conscientes de su propia condición humana y capaces de enfrentar los desafíos y las contradicciones de la existencia. Además, se busca promover una educación que fomente la creatividad y la imaginación, y que permita a los estudiantes explorar diferentes formas de expresión y desarrollo personal.

Los siete saberes propuestos por Edgar Morin para la educación del futuro buscan superar la fragmentación del conocimiento y promover una visión integral y holística de la educación. Estos saberes nos invitan a repensar la forma en que enseñamos y aprendemos, y a formar individuos capaces de enfrentar los desafíos de un entorno cada vez más complejo y globalizado.

los siete saberes para la educacion del futuro resumen - Cómo citar Los siete saberes necesarios para la educación del futuro

La educación del futuro debe promover la interdisciplinariedad, la comprensión del ser humano en toda su complejidad, la capacidad de enfrentar la incertidumbre, la enseñanza de la comprensión, una ética del género humano, una identidad terrenal y la reflexión sobre la condición humana. Solo a través de una educación que aborde estos saberes podremos formar ciudadanos capaces de construir un entorno más justo, sostenible y humano.

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte contenidos y servicios personalizados a través del análisis de la navegación. Acéptalas o configura sus preferencias Más información