que aprendemos de la mujer samaritana