Volver... a #EPP

Volver: Tomar de nuevo el hilo de una historia, tema o asunto.


¿Cómo volver a un lugar del cual nunca oficialmente te fuiste? Es un poco difícil y hasta en cierto punto imposible. Considero que de #EPP uno nunca se va, sino que se aleja y porque la vida le pone retos para que uno regrese con nuevas ideas, enfoque y perspectivas. No me voy a justificar, el 2018 fue un año increíble en todo sentido pero también me perdí y recién ahora estoy en proceso de encontrarme. 

Durante el mes de febrero conseguí trabajo en el área de marketing digital en una empresa privada, estuve un año ahí hasta que me pude escapar. Sí, así de drástico pero fue como lo viví, necesitaba salir de ese lugar, huir.  
Me encantaban todos los conocimientos que estaba incorporando, las personas que conocí y que actualmente son mis amigxs, todo lo que pude aplicar en las redes sociales, las libertades con las que podía ejercer mi trabajo, pero estaba metida en esa oficina 10 horas de lunes a viernes sumado a cuatro horas cada sábado por medio. 


Era tanta la demanda de cosas, las presiones, la carga horaria, que me volví loca, obsesiva y me perdí. Me olvidé de las cosas que me gustaban, que realmente me apasionaban, no tenía tiempo para nada ni nadie, en mi cabeza lo único que se procesaba eran nuevas y creativas estrategias de ventas que le gustaran a mis jefes, además de un sin fin de quejas constantes sobre el empleo. 

Me perdí, literal. Y entré en un gran pozo depresivo que tapé con comida y con buenas dosis de horas en la cama durmiendo, porque ni siquiera ganas de mirar Netflix. En el verano toqué fondo, delicado. Estaba pidiendo a gritos ayuda pero de mi boca no salía ningún sonido. Para mi suerte, siempre conté con gente como mi familia y amigxs que se dan cuenta de que algo no anda bien y hacen lo que sean para que salgas adelante. Así que a partir de ahí me motivaban a caminar (gracias Pen!), me puse en campaña de conseguir otro empleo (con lo que cuesta conseguirlo en este país) y tomé la excelente decisión de irme de vacaciones a México junto a mi mamá (ya escribiré).


"Tanto lo deseas que al fin sucede", dice Cerati en uno de sus temas musicales y creanme que es tal cual, en febrero se me presentó una nueva oportunidad laboral, que no podía rechazar. En marzo arranqué y sin bien no es el deseado me permite tener tiempo para mí.

Volví, de a poco, aprendiendo a administrar el tiempo. Porque no saben lo complejo que es pasar de estar encerrada 10 horas a trabajar cinco y llegar a tu casa con la luz del sol, es un gran proceso de adaptación. Así que Bren, VOLVIÓ, con una nueva mirada y perspectiva, pero con la esencia de siempre, pispireta y divertida. 

Mientras espero a Noe en un café para ver cómo actualizamos nuestro olvidado(?) canal de Youtube.

B.

0 comentarios

Te puede interesar

Comercial

random

¿Ya leiste estos posts?

suscribir footer

¿Querés enterarte de todo lo nuevo?

Formá parte de nuestra lista de mail

instagram