#ChicaFan | El #Top5 del Lollapalooza 2019 | #EPP


El calor era innegable. Pero eso no nos detuvo de disfrutar de un día espectacular en el Hipódromo de San Isidro. Rodeada de amigues, música, y mucho (pero muuucho) glitter la tarde se pasó volando y cuando menos nos lo imaginábamos ya estábamos saltando al son de nuestros artistas favoritos. Hoy te traigo mi #Top5 del día 2 del Lollapalooza 2019, ¡arrancamos! 

Foto por: Ignacio Arnedo

#5. Sam Smith ♥

Simpático y con una confianza que lo hacía brillar, Sam Smith no dejó de regalar sonrisas desde arriba del escenario. Se notaba que la gente lo quería al corear una y otra vez los estribillos de sus canciones. Repaso de hits que oscilaban entre la melancolía y las ganas de bailar, con las manos arriba de cientos de personas que se movían al compás de la música. Con una voz poderosa como pocas y la felicidad irradiada de ver un público que le entregó todo, Sam Smith la rompió en la noche argentina.

Foto por: Daniel Pessah

#4. St. Vincent:

Feminista, única y poderosa. Ella y su guitarra, estridente parada en el medio del escenario. Llamaba la atención su semblante serio, su presencia arriba del escenario, su incansable música. Parecía un robot: "le cambiaban la guitarra y seguía tocando, mecanizada". Y sonaba bien, tremendamente bien. Sonaba valiente. Nos invitó a bailar, más allá de lo que pase en el mundo. Y siempre, pero siempre, con la música como estandarte.

Foto por: Fabian Marelli

#3. Perotá Chingó:

No tuve que arrastrar a amigos a verlas, pero con el calor de un sol brillando en pleno cielo a las tres de la tarde, fue mucho pedir. O no, porque cuando las Perotá salieron al escenario con su energía única y con mezcla de folklore y ritmos latinoamericanos te olvidás de cualquier fenómeno meteorológico y te ponés a bailar. O te tirás al pasto a escuchar sus temas que bajan adrenalinas, relajan. Si, son todo lo que está bien. Son amoras de la vida que te abrazan con su música y, real, te hacen sentir en casa. Fue de lo más lindo verlas ♥

Foto por: Ignacio Arnedo

#2. Troye Sivan:

DIOS. ESTE PIBE. Nunca, jamás, pensé que me iba a enamorar tan rápido de la música de una persona en un festival. Podría ser su energía imparable, su mirada anonadada mirando al público argentino saltar ante cada palabra o su inocencia de un joven de 23 años que parecía un niño en navidad. "Salvaje", declaró él. Sin palabras, mientras su mirada iba y venía entre las pantallas grandes y sus fans (que incrementaron después de esa tarde). Bailaba como si se le fuera la vida en ello, y con cada movimiento de hombros afirmaba lo que todos sabíamos: nunca iba a olvidar esa tarde. Y va a volver a nuestro país buscando ese amor argentino que tan bien le es correspondido.

Foto por: Adan Jones
#1. Macklemore:

No te puedo explicar esta fiesta, no puedo. Porque cuando media resignada decidí que lo iba a ir a ver a él antes que a los Arctic Monkeys (una de mis bandas favoritas) jamás me hubiera imaginado lo que iba a vivir. Jamás. Ben Haggerty encendió San Isidro como pocos lo hicieron. Sonriendo, sabiéndose hermoso, vitoreado como nunca. Nos miraba y nos dedicada sonrisas que rozaban la incredulidad y la sorpresa. Del descaro de un público que le gritó hasta el cansancio (que jamás llegó). Que bailó cada una de sus canciones, que saltó hasta que le doliera el corazón y la garganta. Gracias, Ben. En serio. Gracias. Y no te lo pido porque SÉ vas a volver. A buscar la revancha de esa mitad del público que te robaron. Para ser, aunque parezca imposible después del sábado, la fiesta más grande a la que vamos a asistir.

#TeamEPP ♥

0 comentarios

Te puede interesar

Comercial

random

¿Ya leiste estos posts?

suscribir footer

¿Querés enterarte de todo lo nuevo?

Formá parte de nuestra lista de mail

instagram