#LifeStyle | ¿Cómo me mantengo saludable?


Ando de acá para allá todo el día, y mi queja diaria es: no tengo tiempo. Antes ponía esa excusa para no hacer ejercicio y cocinarme (poco y mal), pero ¡ya basta! (me salió dramático a lo novela mexicana). Entendí que mi cuerpo es uno solo, y que tengo que cuidarlo y cuidarme para sentirme mejor. Implementé pequeños cambios en mi vida que me ayudan mucho más a sentirme saludable, ¿te los muestro? 


1. Hacé ejercicio diariamente.

Y vos me dirás ¡pero si estuvimos hablando de la falta de tiempo, Noelia! No te pido ni que salgas a correr a una plaza, mirá. Podés buscar algún tutorial de zumba en youtube (Flor hizo un gran post sobre esto acá) o bajarte alguna aplicación para entrenar ¿Tenés uno o dos días libres a la semana? ¡Usalos para salir a correr 15 minutos!


2. Cuidá tu piel.

La piel es, básicamente, lo que recubre y protege nuestro cuerpo todos los días, por eso tenemos que cuidarla como si fuera oro. En esta época, donde los rayos del sol son más fuertes, tenemos que darle un cuidado especial, aunque es importante que no la olvidemos en las épocas más frías. Mi mejor aliado es el protector solar cuando al cuidado de la piel nos referimos. Nos protege de las radiaciones nocivas del sol (y, por ende, de las quemaduras solares si estamos mucho tiempo expuestas) y el envejecimiento de la piel. Ahora estoy usando el protector solar de #RayitoDeSol factor 30, que no solo es hipoalargénico (está dermatológicamente testeado) sino también es #CrueltyFree, perfecto para todas las amantes de los animales como yo ♥ Tiene una textura últra liviana ¡que absorbe muy bien y te protege durante mucho tiempo!


3. Desayuná.

Lo más cómico de todo esto es que te estoy diciendo cosas que hasta hace dos meses no hacía. Y quizás por eso te las diga: porque noté la diferencia al comenzar a hacerlas. Cuando voy a la radio desayuno mate y alguna que otra galletita, pero al llegar a mi casa el café y las tostadas con queso untable son fundamentales. 


4. Comé mas frutas y verduras.

Oficialmente soy la LME (Ley de menor esfuerzo). Así que creeme cuando te digo que hacerte una tarta de acelga, unos buñuelitos de espinaca o una ensalada de frutas te lleva NADA. Incluso, una vez que comiences a cocinar recetas fáciles, te vas a animar a hacer más cosas (acá te dejo la receta de unos tacos que maaaaama mía!)


5. Que tus snacks sean más saludables y regulados.

Acá va un dos por uno: evitá la comida chatarra (no te estoy diciendo que no te comas un alfajor o unos twistos de vez en cuando) y si la comés, agregale algo saludable: alguna salsita de rúcula (hace poco probé una de alcachofas que OMG quiero vivir a eso toda mi vida). ¿Mis snacks saludables preferidos? Mirá que fácil que es: cortás una zanahoria en tiritas. Agarrás queso untable y le ponés cebolla de verdeo picadita... ¡listo!


6. Preguntate: ¿por qué querés estar saludable?

Mi respuesta fue simple: si seguía con poco tiempo, malos hábitos alimenticios y cero ejercicio iba a llegar a fin de año hecha pedazos (acá volvió la telenovela mexicana). Me di cuenta que el cansancio y el bajo rendimiento se debía en parte a esto, así que decidí revertir la situación. El cambio tiene que provenir de vos: tenés quedarte cuenta que, con pequeños cambios de rutina, te vas a sentir muchísimo mejor.

¿Ustedes que hacen para sentirse más saludable? ¡Los leo!


Noe Torres


Ando de acá para allá todo el día, y mi queja diaria es: no tengo tiempo. Antes ponía esa excusa para no hacer ejercicio y cocinarme (poco y mal), pero ¡ya basta! (me salió dramático a lo novela mexicana). Entendí que mi cuerpo es uno solo, y que tengo que cuidarlo y cuidarme para sentirme mejor. Implementé pequeños cambios en mi vida que me ayudan mucho más a sentirme saludable, ¿te los muestro? 


1. Hacé ejercicio diariamente.

Y vos me dirás ¡pero si estuvimos hablando de la falta de tiempo, Noelia! No te pido ni que salgas a correr a una plaza, mirá. Podés buscar algún tutorial de zumba en youtube (Flor hizo un gran post sobre esto acá) o bajarte alguna aplicación para entrenar ¿Tenés uno o dos días libres a la semana? ¡Usalos para salir a correr 15 minutos!


2. Cuidá tu piel.

La piel es, básicamente, lo que recubre y protege nuestro cuerpo todos los días, por eso tenemos que cuidarla como si fuera oro. En esta época, donde los rayos del sol son más fuertes, tenemos que darle un cuidado especial, aunque es importante que no la olvidemos en las épocas más frías. Mi mejor aliado es el protector solar cuando al cuidado de la piel nos referimos. Nos protege de las radiaciones nocivas del sol (y, por ende, de las quemaduras solares si estamos mucho tiempo expuestas) y el envejecimiento de la piel. Ahora estoy usando el protector solar de #RayitoDeSol factor 30, que no solo es hipoalargénico (está dermatológicamente testeado) sino también es #CrueltyFree, perfecto para todas las amantes de los animales como yo ♥ Tiene una textura últra liviana ¡que absorbe muy bien y te protege durante mucho tiempo!


3. Desayuná.

Lo más cómico de todo esto es que te estoy diciendo cosas que hasta hace dos meses no hacía. Y quizás por eso te las diga: porque noté la diferencia al comenzar a hacerlas. Cuando voy a la radio desayuno mate y alguna que otra galletita, pero al llegar a mi casa el café y las tostadas con queso untable son fundamentales. 


4. Comé mas frutas y verduras.

Oficialmente soy la LME (Ley de menor esfuerzo). Así que creeme cuando te digo que hacerte una tarta de acelga, unos buñuelitos de espinaca o una ensalada de frutas te lleva NADA. Incluso, una vez que comiences a cocinar recetas fáciles, te vas a animar a hacer más cosas (acá te dejo la receta de unos tacos que maaaaama mía!)


5. Que tus snacks sean más saludables y regulados.

Acá va un dos por uno: evitá la comida chatarra (no te estoy diciendo que no te comas un alfajor o unos twistos de vez en cuando) y si la comés, agregale algo saludable: alguna salsita de rúcula (hace poco probé una de alcachofas que OMG quiero vivir a eso toda mi vida). ¿Mis snacks saludables preferidos? Mirá que fácil que es: cortás una zanahoria en tiritas. Agarrás queso untable y le ponés cebolla de verdeo picadita... ¡listo!


6. Preguntate: ¿por qué querés estar saludable?

Mi respuesta fue simple: si seguía con poco tiempo, malos hábitos alimenticios y cero ejercicio iba a llegar a fin de año hecha pedazos (acá volvió la telenovela mexicana). Me di cuenta que el cansancio y el bajo rendimiento se debía en parte a esto, así que decidí revertir la situación. El cambio tiene que provenir de vos: tenés quedarte cuenta que, con pequeños cambios de rutina, te vas a sentir muchísimo mejor.

¿Ustedes que hacen para sentirse más saludable? ¡Los leo!


Noe Torres

0 comentarios

Te puede interesar

Comercial

random

¿Ya leiste estos posts?

suscribir footer

¿Querés enterarte de todo lo nuevo?

Formá parte de nuestra lista de mail

instagram