#ChicaFan | Hoy quiero leer... Testigos Invisibles

Gracias a la bella Agustina Caride por mandarnos su libro ♥
Otra vez me encontré con un libro de Agustina Caride en el camino ¿y saben qué? Volvió a atraparme como la primera vez que leí una historia de ella. Con una trama diferente, en un contexto diferente, la escritora argentina que esta vez decidió unirse a Editorial Vestales lanzó Testigos Invisibles, una novela donde presencias paranormales se cruzan con la vida de 4 jóvenes y unen sus vidas de forma inesperada. Ahhhh, ¿te atrapó? Imaginate a mi: esta novela es 100% adictiva (si, está bien. Lo acepto. La leí solo en 3 días).

"Any vive con su mamá y su hermano Juanjo. Cursa el último año de la escuela secundaria. Es callada, poco sociable, prefiere el silencio. Tal vez algo más desde que su papá murió. No hace mucho conoció a Sonia, una inesperada vecina, que ocupó la casa de abajo a la suya. Sin embargo, un día, Sonia se fue con la misma rapidez con la que había llegado. Any necesita encontrarla, necesita saber que ella estaba allí, que las cosas que le dijo, las cosas que la hicieron sentir bien son ciertas, que suceden. Junto a Ita, su mejor amiga, y a Juanjo va a buscar a Sonia, va a tratar de entender los sueños que, tal vez, no sean sueños, va a buscarse a sí misma como quien persigue algo imposible: como quien puede ver los colores de lo invisible".


Esta vez Agus nos trae un libro único, original. Nos cuenta la historia de Any, una chica callada quien habla poco de día pero que sus sueños la mantienen en vilo durante toda la noche. Nunca fui una fan de los libros que trataban temáticas paranormales, y quizás fuera porque no había leído el libro adecuado. Testigos Invisibles te atrapa, te absorbe: te hace sacar muchas teorías (erróneas), te mantiene al vilo de lo que puede suceder, pero sin que nada parezca muy fantástico o lejos de ser real.

Quizás sea su manera de narrar. Any, Ita y Juanjo, los protagonistas principales de esta historia, nos cuentan sus vivencias de una manera casual, argentina, bien nuestra. Agustina me había sorprendido por esta forma de escribir, y esta vez, más acostumbrada, me sentí una más de esos chicos. Cada uno de ellos tiene voz propia: sus formas, sus tiempos, sus palabras.


También la trama, ese combo entre el misterio, lo paranormal, esa pizca de romance justa y necesaria me atrapó por completo. Es un libro que tiene varias líneas narrativas que transcurren en paralelo, que se cruzan de una forma fina y delicada y que tiene un cierre perfecto, una conclusión que nos deja con ganas de más.

¿Puedo elegir un personaje favorito? No. Los personajes de esta novela se pueden contar con los dedos de las manos, y cada uno aportó lo suyo para crear una gran historia. Me quedo con la valentía de Any, la lealtad de Ita, la perserverancia de Juanjo y la paz de Sonia. Agustina Caride logró que nos encariñemos con personajes que no están, que son nombres y recuerdos, que viven en los corazones de los chicos (y hasta acá llegué porque me voy de mambo con los spoilers).


Para vos, que estás buscando una novela que te mantenga alerta, que te movilice y a la vez te de paz, no dudes en leer Testigos Invisibles. Después de todo, además de ser una gran historia, es de por acá cerquita, la sentimos bien bien nuestra. Y eso es algo que solo Agustina Caride nos puede regalar.

Noe Torres

Gracias a la bella Agustina Caride por mandarnos su libro ♥
Otra vez me encontré con un libro de Agustina Caride en el camino ¿y saben qué? Volvió a atraparme como la primera vez que leí una historia de ella. Con una trama diferente, en un contexto diferente, la escritora argentina que esta vez decidió unirse a Editorial Vestales lanzó Testigos Invisibles, una novela donde presencias paranormales se cruzan con la vida de 4 jóvenes y unen sus vidas de forma inesperada. Ahhhh, ¿te atrapó? Imaginate a mi: esta novela es 100% adictiva (si, está bien. Lo acepto. La leí solo en 3 días).

"Any vive con su mamá y su hermano Juanjo. Cursa el último año de la escuela secundaria. Es callada, poco sociable, prefiere el silencio. Tal vez algo más desde que su papá murió. No hace mucho conoció a Sonia, una inesperada vecina, que ocupó la casa de abajo a la suya. Sin embargo, un día, Sonia se fue con la misma rapidez con la que había llegado. Any necesita encontrarla, necesita saber que ella estaba allí, que las cosas que le dijo, las cosas que la hicieron sentir bien son ciertas, que suceden. Junto a Ita, su mejor amiga, y a Juanjo va a buscar a Sonia, va a tratar de entender los sueños que, tal vez, no sean sueños, va a buscarse a sí misma como quien persigue algo imposible: como quien puede ver los colores de lo invisible".


Esta vez Agus nos trae un libro único, original. Nos cuenta la historia de Any, una chica callada quien habla poco de día pero que sus sueños la mantienen en vilo durante toda la noche. Nunca fui una fan de los libros que trataban temáticas paranormales, y quizás fuera porque no había leído el libro adecuado. Testigos Invisibles te atrapa, te absorbe: te hace sacar muchas teorías (erróneas), te mantiene al vilo de lo que puede suceder, pero sin que nada parezca muy fantástico o lejos de ser real.

Quizás sea su manera de narrar. Any, Ita y Juanjo, los protagonistas principales de esta historia, nos cuentan sus vivencias de una manera casual, argentina, bien nuestra. Agustina me había sorprendido por esta forma de escribir, y esta vez, más acostumbrada, me sentí una más de esos chicos. Cada uno de ellos tiene voz propia: sus formas, sus tiempos, sus palabras.


También la trama, ese combo entre el misterio, lo paranormal, esa pizca de romance justa y necesaria me atrapó por completo. Es un libro que tiene varias líneas narrativas que transcurren en paralelo, que se cruzan de una forma fina y delicada y que tiene un cierre perfecto, una conclusión que nos deja con ganas de más.

¿Puedo elegir un personaje favorito? No. Los personajes de esta novela se pueden contar con los dedos de las manos, y cada uno aportó lo suyo para crear una gran historia. Me quedo con la valentía de Any, la lealtad de Ita, la perserverancia de Juanjo y la paz de Sonia. Agustina Caride logró que nos encariñemos con personajes que no están, que son nombres y recuerdos, que viven en los corazones de los chicos (y hasta acá llegué porque me voy de mambo con los spoilers).


Para vos, que estás buscando una novela que te mantenga alerta, que te movilice y a la vez te de paz, no dudes en leer Testigos Invisibles. Después de todo, además de ser una gran historia, es de por acá cerquita, la sentimos bien bien nuestra. Y eso es algo que solo Agustina Caride nos puede regalar.

Noe Torres

0 comentarios

Te puede interesar

Comercial

random

¿Ya leiste estos posts?

suscribir footer

¿Querés enterarte de todo lo nuevo?

Formá parte de nuestra lista de mail

instagram