#ChicaFan | Películas que todos amamos, ¡pero olvidamos! Parte 1


Ayer hablando con cuña y novio (y recordando viejas épocas de amor eterno a Mean Girl y American Pie) nos empezamos a acordar de películas que habíamos mirado un millón de veces pero que quedaron en el fondo de nuestra memoria. OBVIAMENTE, ya están casi todas en mi compu para verlas, pero también quiero que estén en la tuya (pretenciosa la piba), ¡a ver si se acuerdan de estos títulos!


1. Bring it on

Acá tenemos 2 en 1. Porque está la de una (muy) joven Kristen Dunst y la de Hayden Panettiere (me informan por linea interna que Bethany Joy Lenz también tiene una ¡me muero de la desesperación la quiero ver YA!). Clásica película de porristas que AMÁBAMOS de chicas (dale, admitilo... no te hagas la que no), que pasaban los domingos por Cinecanal y que después de verla andábamos a los saltos (y a los gritos) por toda la casa. Perdón mamá, perdón papá. Pero voy a verla otra vez (¡LET'S GO!)


2. Un verano en pantalones

(Acá es cuando todas pegamos el grito y decimos: nooooooooo, ¿te acordás de esa película? con voz llorosa y re mil emocionadas) (así estuvimos con cuña ayer toda la tarde) (perdón novio). Cuatro amigas, un pantalón, muchos destinos e historias que recorren el mundo. Una Blake Lively súper peque (¡aunque sigue estando igual!), con un montón de frases que todas decimos pero no sabemos de adonde salieron (¡touche!) (está bien, lo admito. Yo sola las digo). Una peli que nos hizo dar cuenta de la importancia que tiene viajar por el mundo y las aventuras que te deja.


3. Lo que una chica quiere

Amanda Bynes es para mi lo que las Gemelas Olsen es para otras: un ícono de mi adolescencia. Era mi ídola porque en esta película me parecía súper rebelde, enfrentándose con su papá, poniéndose de novia con un músico de una ciudad que no conoce en un mundo súper frívolo donde se mueve su padre (que es político en Londres). La vi ochenta veces, y las ochenta la amé. Vamos por la 81.


4. El hombre perfecto

Lo que más rescato de esta película es que (aunque por muy poco tiempo) me hizo querer ser pastelera. Si, a mi, la chica anti cocina. Hilary Duff está en un pedestal más arriba que Amanda Bynes, y más con esta película que cuenta la historia de una chica que le escribe cartas de amor a su mamá como si fuera el tío de una amiga (al que ella considera el hombre perfecto para su vieja). Un lío de aquellos cuando la mamá se da cuenta, pero que, obvio, termina con un final feliz. Hilary, te amo siempre.


5. Mi amiga la sirena

(Acá también gritamos fuerte). Me acuerdo de cosas súper puntuales: las mechas celestes (que si, me teñí con papel crepe y me duró lo que el amor por la pastelería), las revistas con consejos de amor arriba de la cama, el chico rubio del que todas estábamos enamoradas por lindo y divino. Mi Amiga la Sirena (o Aquamarine) te hacía querer irte de vacaciones con tus amigas para ver si encontrabas una amiga sirena y que tu estadía en la playa sea más copada todavía. Sueños de adolescente en una peli que es imposible no quedarse viendo cuando la enganchás en la tele.

Acá termina la lista (¡por hoy!) pero se viene una segunda parte. Ahora quiero que me cuentes vos, ¿De que peli me estoy olvidando?

Noe Torres


Ayer hablando con cuña y novio (y recordando viejas épocas de amor eterno a Mean Girl y American Pie) nos empezamos a acordar de películas que habíamos mirado un millón de veces pero que quedaron en el fondo de nuestra memoria. OBVIAMENTE, ya están casi todas en mi compu para verlas, pero también quiero que estén en la tuya (pretenciosa la piba), ¡a ver si se acuerdan de estos títulos!


1. Bring it on

Acá tenemos 2 en 1. Porque está la de una (muy) joven Kristen Dunst y la de Hayden Panettiere (me informan por linea interna que Bethany Joy Lenz también tiene una ¡me muero de la desesperación la quiero ver YA!). Clásica película de porristas que AMÁBAMOS de chicas (dale, admitilo... no te hagas la que no), que pasaban los domingos por Cinecanal y que después de verla andábamos a los saltos (y a los gritos) por toda la casa. Perdón mamá, perdón papá. Pero voy a verla otra vez (¡LET'S GO!)


2. Un verano en pantalones

(Acá es cuando todas pegamos el grito y decimos: nooooooooo, ¿te acordás de esa película? con voz llorosa y re mil emocionadas) (así estuvimos con cuña ayer toda la tarde) (perdón novio). Cuatro amigas, un pantalón, muchos destinos e historias que recorren el mundo. Una Blake Lively súper peque (¡aunque sigue estando igual!), con un montón de frases que todas decimos pero no sabemos de adonde salieron (¡touche!) (está bien, lo admito. Yo sola las digo). Una peli que nos hizo dar cuenta de la importancia que tiene viajar por el mundo y las aventuras que te deja.


3. Lo que una chica quiere

Amanda Bynes es para mi lo que las Gemelas Olsen es para otras: un ícono de mi adolescencia. Era mi ídola porque en esta película me parecía súper rebelde, enfrentándose con su papá, poniéndose de novia con un músico de una ciudad que no conoce en un mundo súper frívolo donde se mueve su padre (que es político en Londres). La vi ochenta veces, y las ochenta la amé. Vamos por la 81.


4. El hombre perfecto

Lo que más rescato de esta película es que (aunque por muy poco tiempo) me hizo querer ser pastelera. Si, a mi, la chica anti cocina. Hilary Duff está en un pedestal más arriba que Amanda Bynes, y más con esta película que cuenta la historia de una chica que le escribe cartas de amor a su mamá como si fuera el tío de una amiga (al que ella considera el hombre perfecto para su vieja). Un lío de aquellos cuando la mamá se da cuenta, pero que, obvio, termina con un final feliz. Hilary, te amo siempre.


5. Mi amiga la sirena

(Acá también gritamos fuerte). Me acuerdo de cosas súper puntuales: las mechas celestes (que si, me teñí con papel crepe y me duró lo que el amor por la pastelería), las revistas con consejos de amor arriba de la cama, el chico rubio del que todas estábamos enamoradas por lindo y divino. Mi Amiga la Sirena (o Aquamarine) te hacía querer irte de vacaciones con tus amigas para ver si encontrabas una amiga sirena y que tu estadía en la playa sea más copada todavía. Sueños de adolescente en una peli que es imposible no quedarse viendo cuando la enganchás en la tele.

Acá termina la lista (¡por hoy!) pero se viene una segunda parte. Ahora quiero que me cuentes vos, ¿De que peli me estoy olvidando?

Noe Torres

2 comentarios

  1. No me acordaba de ellas y mira que algunas las he visto más de una vez jejeje. Ideales para pasar un rato distraído.
    Besotes

    http://www.mybeautrip.com

    ResponderEliminar
  2. jaja noe me quiero morir, vivo en un termo, no vi ninguna, pero la parte buenisima es que ahora tengo super recomendadas para el findeeee!!!! genia, besotee

    ResponderEliminar

Te puede interesar

Comercial

random

¿Ya leiste estos posts?

suscribir footer

¿Querés enterarte de todo lo nuevo?

Formá parte de nuestra lista de mail

instagram