Mechi Lambre: "Soy una buscadora de todo lo bueno"


Simpática, charlatana, sencilla. Cuando se apagan las cámaras, Mechi Lambre deja de ser la mala de la película y se convierte en una chica más, que nos sorprendió por lo buena onda y por lo diferente que puede ser de Ludmila, la villana que le hizo la vida imposible a Violetta por 5 años. Estuvimos hablando en exclusiva con ella y nos contó todo lo que aprendió durante estos 5 años de éxito, sus miedo ¡y hasta se animó a describirse en pocas palabras! 

EPP: ¿Cómo te sentiste en este primer proyecto de cine?

Mechi Lambre: Vinimos de hacer una serie, estuvimos de gira un año y dentro de esa vorágine dijeron: ¡bueno ahora vamos a hacer una película! Creo que nunca fuimos realmente conscientes de lo que estábamos haciendo. Claramente nosotras disfrutamos de lo que es actuar, nos encanta lo que hacemos. Entonces nos traen una escena y me quedaba en el rodaje hasta las 5 de la mañana viendo y reviendo las escenas. Pero nunca fui consiente de decir: ¡ah bueno! ¡Voy a hacer cine! Nunca lo pensé desde ese lado. Siempre intenté enfocarme en lo que es mi trabajo, que es actuar, y si quizás le tuve un poco de miedo al decir: veníamos del teatro, súper expresivas. Nuestras caras tenían que ser lo más grande del mundo. Y llegamos al cine, plano corto y te decían: Mechi, no muevas la ceja. Personalmente a mí eso era lo que me daba un poquito de miedo. Pero fue espectacular.


Amiguísimas, Mechi y Tini no pararon de hacerse bromas en toda la conferencia ♥
EPP: ¿Qué te dejó Violetta?

ML: Yo creo que de los 18 a los 23 años se crece un montón. Yo venía estudiando teatro, pero una cosa es estudiar y otra ponerlo a la práctica, y todo lo que yo aprendí en la práctica fue el oficio, a ser responsable. Me enseñó, como decía hacer un rato, a hacer amigos rápido. Y como persona como estar durante 5 años con un grupo de personas, fomentar la amistad, cuidarnos y cuidar cada relación. Porque es importante: mañana te tengo que ver la cara durante las 24 horas del día ¡no me queda otra! Te tengo que amar, ya está (risas). Eso es un entrenamiento increíble. 

EPP: En el set, ¿Quién es el más divertido? 

ML: Jorge. O sea, a Jorge no le importa nada. El entra a molestar a todos lados, siempre tiene algún chiste para hacer. Nos pasaba mucho en el escenario que nos hacíamos bromas. Había una escena en la que yo tenía que tomar agua ¡y me pusieron vinagre! Yo terminé de bailar y me la mandé con todo. Ese tipo de broma nos hacemos.

Las #ChicasEPP con Mechi! 
EPP: ¿Cómo definirías a Mechi en pocas palabras?

ML: Es muy difícil definirse a uno (risas). Soy una buscadora… buscadora de todo lo bueno. 

EPP: ¿Y a la peli?

ML: Es el broche que cierra todo este ciclo, para que las fans que lo vienen viviendo se lleven lo mejor de esto que fueron los 5 años de Violetta.


Simpática, charlatana, sencilla. Cuando se apagan las cámaras, Mechi Lambre deja de ser la mala de la película y se convierte en una chica más, que nos sorprendió por lo buena onda y por lo diferente que puede ser de Ludmila, la villana que le hizo la vida imposible a Violetta por 5 años. Estuvimos hablando en exclusiva con ella y nos contó todo lo que aprendió durante estos 5 años de éxito, sus miedo ¡y hasta se animó a describirse en pocas palabras! 

EPP: ¿Cómo te sentiste en este primer proyecto de cine?

Mechi Lambre: Vinimos de hacer una serie, estuvimos de gira un año y dentro de esa vorágine dijeron: ¡bueno ahora vamos a hacer una película! Creo que nunca fuimos realmente conscientes de lo que estábamos haciendo. Claramente nosotras disfrutamos de lo que es actuar, nos encanta lo que hacemos. Entonces nos traen una escena y me quedaba en el rodaje hasta las 5 de la mañana viendo y reviendo las escenas. Pero nunca fui consiente de decir: ¡ah bueno! ¡Voy a hacer cine! Nunca lo pensé desde ese lado. Siempre intenté enfocarme en lo que es mi trabajo, que es actuar, y si quizás le tuve un poco de miedo al decir: veníamos del teatro, súper expresivas. Nuestras caras tenían que ser lo más grande del mundo. Y llegamos al cine, plano corto y te decían: Mechi, no muevas la ceja. Personalmente a mí eso era lo que me daba un poquito de miedo. Pero fue espectacular.


Amiguísimas, Mechi y Tini no pararon de hacerse bromas en toda la conferencia ♥
EPP: ¿Qué te dejó Violetta?

ML: Yo creo que de los 18 a los 23 años se crece un montón. Yo venía estudiando teatro, pero una cosa es estudiar y otra ponerlo a la práctica, y todo lo que yo aprendí en la práctica fue el oficio, a ser responsable. Me enseñó, como decía hacer un rato, a hacer amigos rápido. Y como persona como estar durante 5 años con un grupo de personas, fomentar la amistad, cuidarnos y cuidar cada relación. Porque es importante: mañana te tengo que ver la cara durante las 24 horas del día ¡no me queda otra! Te tengo que amar, ya está (risas). Eso es un entrenamiento increíble. 

EPP: En el set, ¿Quién es el más divertido? 

ML: Jorge. O sea, a Jorge no le importa nada. El entra a molestar a todos lados, siempre tiene algún chiste para hacer. Nos pasaba mucho en el escenario que nos hacíamos bromas. Había una escena en la que yo tenía que tomar agua ¡y me pusieron vinagre! Yo terminé de bailar y me la mandé con todo. Ese tipo de broma nos hacemos.

Las #ChicasEPP con Mechi! 
EPP: ¿Cómo definirías a Mechi en pocas palabras?

ML: Es muy difícil definirse a uno (risas). Soy una buscadora… buscadora de todo lo bueno. 

EPP: ¿Y a la peli?

ML: Es el broche que cierra todo este ciclo, para que las fans que lo vienen viviendo se lleven lo mejor de esto que fueron los 5 años de Violetta.

0 comentarios

Te puede interesar

Comercial

random

¿Ya leiste estos posts?

suscribir footer

¿Querés enterarte de todo lo nuevo?

Formá parte de nuestra lista de mail

instagram