#HablemosDe: ¡Basta de complejos!:


Ya lo sabemos, es difícil. Siempre está esa parte de tu cuerpo que no te gusta o ese "Guilty Pleasure" que te encanta pero que no lo admitirías ni loca al frente de tus amigas (yo leo fanfictions de Harry Potter chicas, #lodije). Todas tenemos algo de nuestra vida que preferimos ocultar, más por vergüenza que por otra cosa. Y hoy vengo a decirte basta. Ser quienes somos es lo más lindo que tenemos. Tu nariz, tus manos, tus pecas, no definen  quien sos. Tampoco esa pollera que no usas para no mostrar tus piernas o las remeras largas para no mostrar tu panza. 

Desde muy chica crecí con la idea de que no podía mostrar mis piernas por "jamonuda" (si, así como lo escuchan). Sin querer una conocida me lo dijo, y esa idea quedó en mi mente para siempre. Por eso también tenemos que medir nuestras palabras. Quizás un comentario que para nosotros resulta inofensivo a otro lo marca de por vida. Con el tiempo aprendí que mis piernas no eran jamones (ahora si les permito reírse) y empecé a querer y valorar esa parte de mi cuerpo.

Conocernos, experimentar, buscarnos a nosotros mismos es el primer paso para superar nuestros complejos. Es difícil, si. Pero no imposible. Porque más allá de nuestros amigos, nuestra familia, nuestros amores, tenemos que aprender a aceptarnos y querernos a nosotros mismos. Acá te voy a dar una serie de pasos y consejos que a mi me sirvieron para aceptarme, reconocerme y sentirme bien conmigo misma. 

1. Andá a la peluquería y hacete ese corte que tanto querías ¡pero no te animábas!

Celebrity confidence crush #1: Beyonce ♥
Puede parecer una trivialidad, pero no lo es. Una amiga siempre me decía que "un cambio interior siempre viene acompañado de un cambio exterior", y tenía razón. Pueden preguntarle a mis amigas: pasé por tres millones de cambio de look. Con flequillo, sin flequillo, rulos, lacio, corto, medio, largo. Castaño, rubio, californiano, chocolate, azul. Me hice de todo para encontrarme cómoda y contenta con mi pelo.

Porque si tenés un corte o un color que no te gusta, no podés salir confiada a la calle. Y quizá el cambio de pelo (que al principio te incomoda y asusta hasta que te ves 5 veces en el espejo y comienza a gustarte) es lo que necesitás para cambiar de actitud vos. 

2. Vestí ropa con la cual estés cómoda.

Celebrity confidence crush #2: Brittany S. Pierce
Y acá aplica a lo mismo. Si vos estás con un vestido que se te vuelva en un día de viento (y encima no te animás a usar vestido) no te vas a sentir cómoda y eso no está bien. Vestite para vos, no para lo que quieran ver los otros. No busques que los demás te aprueben por lo que llevás puesto. 

Yo anduve toda mi vida de jean y no me dejaba ver ni en bikini (¿se acuerdan de la jamonuda?) y los veranos sufría (literalmente) del calor. Hasta que me di cuenta que a nadie quería ver mis piernas y que la que terminaba muriendo de calor solamente era yo. Así nació mi fanatismo por los shorts de jean, un #musthave del verano para mi. Suena trillado, lo se. Pero acordate que lo más lindo que puede vestir una mujer es su confianza.

3. Hacé actividades físicas (le hacen bien al cuerpo y al alma).

Celebrity confidence crush #3: Anne Hathaway 
No te estoy diciendo que te mates en el gimnasio, no. Es más: yo fui a un gimnasio una sola vez en mi vida (literalmente). Lo que te digo es que encuentres algo para hacer que te saque de tu casa y te haga mover las cachas. No es por una cuestión física o estética, es porque realmente te hace bien. El año pasado comencé a correr en una plaza cerca de mi casa y el cambio en mi fue increíble. Antes corría una cuadra y me agitaba, lo juro. 

Que hagas actividad física no solo va a mejorar tu salud, sino que también te va a hacer feliz (lo juro por mi garrita). Pensalo así: salís a caminar/correr a la nochesita (no me digas que no tenés tiempo porque te puede llevar hasta 10 minutos #NoALasExcusas), despejás la cabeza, tomás aire fresco, vas a empezar a tomar más agua por una cuestión física, y a la noche vas a estar tan cansada que vas a dormir como un angelito. Plus: la actividad física produce endorfinas, que eso también ayuda a la felicidad y la alta autoestima, #TrueStory.

4. Hacé foco en las cosas lindas de tu vida.

Celebrity confidence crush #4: Schmidt
Quizás no tenés la vida o el cuerpo que siempre soñaste, pero con una actitud positiva todo es posible. A mi no me gusta mi nariz, pero aprendí que ella es parte mío y que me hace única. Eso si, soy fan total de mi pelo y de mis pecas. Hacé foco en eso que te gusta de vos, resaltalo y convertilo en eso que te destaque. Y lo mejor de todo es que lo podés aplicar a todos los aspectos de tu vida.

Pensá en las cosas que tenés que te hacen feliz, porque de nada sirve lamentarte por algo que no sabés si algún día vas a tener. Cuando empieces a ver tu vida con otros ojos te vas a dar cuenta que sos feliz mientras cocinás con tu novio mientras escuchás a tu banda preferida, mientras saltás en una cama elástica con tus sobrinos o visitás una parte nueva de la ciudad con tus amigas. No dejes que los grandes sueños opaquen a los pequeños momentos, porque ellos son los que definen tu felicidad.

Repito, sé que es difícil. Superar tus complejos y levantar tu autoestima es algo que no va a suceder de un día para el otro, sino que es un proceso que vas a tener que construir y trabajar cada uno de los días de tu vida. Porque nuestro cuerpo, nuestros gustos, nuestra vida va cambiando, y está en nosotros aceptar o no esos cambios. 

Está en nosotros querernos como somos y cuidarnos porque es el único cuerpo y la única vida que podemos vivir. Acordate que no todos somos iguales, y que quizás ese aspecto que tan poco te gusta de vos, los otros no lo notan por enfocarse en lo más lindo que tengas. Dejá que eso que no te gusta te defina y te haga distinta. Porque la gente diferente, es la que hace la vida más divertida ♥

Noe Torres


Ya lo sabemos, es difícil. Siempre está esa parte de tu cuerpo que no te gusta o ese "Guilty Pleasure" que te encanta pero que no lo admitirías ni loca al frente de tus amigas (yo leo fanfictions de Harry Potter chicas, #lodije). Todas tenemos algo de nuestra vida que preferimos ocultar, más por vergüenza que por otra cosa. Y hoy vengo a decirte basta. Ser quienes somos es lo más lindo que tenemos. Tu nariz, tus manos, tus pecas, no definen  quien sos. Tampoco esa pollera que no usas para no mostrar tus piernas o las remeras largas para no mostrar tu panza. 

Desde muy chica crecí con la idea de que no podía mostrar mis piernas por "jamonuda" (si, así como lo escuchan). Sin querer una conocida me lo dijo, y esa idea quedó en mi mente para siempre. Por eso también tenemos que medir nuestras palabras. Quizás un comentario que para nosotros resulta inofensivo a otro lo marca de por vida. Con el tiempo aprendí que mis piernas no eran jamones (ahora si les permito reírse) y empecé a querer y valorar esa parte de mi cuerpo.

Conocernos, experimentar, buscarnos a nosotros mismos es el primer paso para superar nuestros complejos. Es difícil, si. Pero no imposible. Porque más allá de nuestros amigos, nuestra familia, nuestros amores, tenemos que aprender a aceptarnos y querernos a nosotros mismos. Acá te voy a dar una serie de pasos y consejos que a mi me sirvieron para aceptarme, reconocerme y sentirme bien conmigo misma. 

1. Andá a la peluquería y hacete ese corte que tanto querías ¡pero no te animábas!

Celebrity confidence crush #1: Beyonce ♥
Puede parecer una trivialidad, pero no lo es. Una amiga siempre me decía que "un cambio interior siempre viene acompañado de un cambio exterior", y tenía razón. Pueden preguntarle a mis amigas: pasé por tres millones de cambio de look. Con flequillo, sin flequillo, rulos, lacio, corto, medio, largo. Castaño, rubio, californiano, chocolate, azul. Me hice de todo para encontrarme cómoda y contenta con mi pelo.

Porque si tenés un corte o un color que no te gusta, no podés salir confiada a la calle. Y quizá el cambio de pelo (que al principio te incomoda y asusta hasta que te ves 5 veces en el espejo y comienza a gustarte) es lo que necesitás para cambiar de actitud vos. 

2. Vestí ropa con la cual estés cómoda.

Celebrity confidence crush #2: Brittany S. Pierce
Y acá aplica a lo mismo. Si vos estás con un vestido que se te vuelva en un día de viento (y encima no te animás a usar vestido) no te vas a sentir cómoda y eso no está bien. Vestite para vos, no para lo que quieran ver los otros. No busques que los demás te aprueben por lo que llevás puesto. 

Yo anduve toda mi vida de jean y no me dejaba ver ni en bikini (¿se acuerdan de la jamonuda?) y los veranos sufría (literalmente) del calor. Hasta que me di cuenta que a nadie quería ver mis piernas y que la que terminaba muriendo de calor solamente era yo. Así nació mi fanatismo por los shorts de jean, un #musthave del verano para mi. Suena trillado, lo se. Pero acordate que lo más lindo que puede vestir una mujer es su confianza.

3. Hacé actividades físicas (le hacen bien al cuerpo y al alma).

Celebrity confidence crush #3: Anne Hathaway 
No te estoy diciendo que te mates en el gimnasio, no. Es más: yo fui a un gimnasio una sola vez en mi vida (literalmente). Lo que te digo es que encuentres algo para hacer que te saque de tu casa y te haga mover las cachas. No es por una cuestión física o estética, es porque realmente te hace bien. El año pasado comencé a correr en una plaza cerca de mi casa y el cambio en mi fue increíble. Antes corría una cuadra y me agitaba, lo juro. 

Que hagas actividad física no solo va a mejorar tu salud, sino que también te va a hacer feliz (lo juro por mi garrita). Pensalo así: salís a caminar/correr a la nochesita (no me digas que no tenés tiempo porque te puede llevar hasta 10 minutos #NoALasExcusas), despejás la cabeza, tomás aire fresco, vas a empezar a tomar más agua por una cuestión física, y a la noche vas a estar tan cansada que vas a dormir como un angelito. Plus: la actividad física produce endorfinas, que eso también ayuda a la felicidad y la alta autoestima, #TrueStory.

4. Hacé foco en las cosas lindas de tu vida.

Celebrity confidence crush #4: Schmidt
Quizás no tenés la vida o el cuerpo que siempre soñaste, pero con una actitud positiva todo es posible. A mi no me gusta mi nariz, pero aprendí que ella es parte mío y que me hace única. Eso si, soy fan total de mi pelo y de mis pecas. Hacé foco en eso que te gusta de vos, resaltalo y convertilo en eso que te destaque. Y lo mejor de todo es que lo podés aplicar a todos los aspectos de tu vida.

Pensá en las cosas que tenés que te hacen feliz, porque de nada sirve lamentarte por algo que no sabés si algún día vas a tener. Cuando empieces a ver tu vida con otros ojos te vas a dar cuenta que sos feliz mientras cocinás con tu novio mientras escuchás a tu banda preferida, mientras saltás en una cama elástica con tus sobrinos o visitás una parte nueva de la ciudad con tus amigas. No dejes que los grandes sueños opaquen a los pequeños momentos, porque ellos son los que definen tu felicidad.

Repito, sé que es difícil. Superar tus complejos y levantar tu autoestima es algo que no va a suceder de un día para el otro, sino que es un proceso que vas a tener que construir y trabajar cada uno de los días de tu vida. Porque nuestro cuerpo, nuestros gustos, nuestra vida va cambiando, y está en nosotros aceptar o no esos cambios. 

Está en nosotros querernos como somos y cuidarnos porque es el único cuerpo y la única vida que podemos vivir. Acordate que no todos somos iguales, y que quizás ese aspecto que tan poco te gusta de vos, los otros no lo notan por enfocarse en lo más lindo que tengas. Dejá que eso que no te gusta te defina y te haga distinta. Porque la gente diferente, es la que hace la vida más divertida ♥

Noe Torres

2 comentarios

Te puede interesar

Comercial

random

¿Ya leiste estos posts?

suscribir footer

¿Querés enterarte de todo lo nuevo?

Formá parte de nuestra lista de mail

instagram