¿Cómo despertarte (un poquito) más temprano?


No puedo. Por más que me acueste a las 9 de la noche o ponga el despertador dos horas antes de la hora adecuada, es más fuerte que yo: ¡no puedo levantarme temprano! Intenté de todo: desde dormir con lavanda, hasta poner temas de reggaeton en mi celular (lo peor era cuando me despertaba con soundtrack de Los Hechiceros de Waverly Place, #Ramona les pues hablar de eso ja!) pero nada funcionó más que los tips que les voy a pasar ahora. Porque se que es hermoso disfrutar la mañana y, aunque ame dormir (es amor, créanme) sé que parte de esta "vida adulta" (buaa, lloro) consiste en levantarme aunque sea a las 10 de la mañana. ¿Vemos que podemos hacer para despertarnos (un poquito) más temprano? ¡Go!


1. Leé todo antes de juzgarme (si me hubieras dado esta solución un mes atrás, te revoleaba con el despertador jiji): prepará la alarma a la hora que quieras levantarte, ponete el pijama, lavate los dientes, tomá agua... y dejá el despertador arriba de la mesa del comedor (aunque eso implique dejar tu celular lejos tuyo). No solo vas a dormir mejor porque las notificaciones no te van a despertar o vas a sentir la necesidad de chequearlo cada vez que veas una lucesita parpadeando, sino que también te va a obligar a levantarte cuando te canses de escuchar durante 3 minutos seguidos el tono de alarma. Y no le vas a poder pegar un manotazo que lo apague, muejeje...

2. Cuando te levantás a apagar el celu ¡abrí las ventanas! Dejá que entre el sol y que te pegue un poquito de viento en la cara para que te despabile. Lo mejor que podés hacer es tener tus pantuflas a mano (yo siempre las dejo al lado de la cama) así no te da fiaca tocar el piso frío y volvés ¡corriendo al calorcito de las sábanas! 

3. Cuando vas a abrir las ventanas, automáticamente poné el agua para hacerte unos mates, té, café o lo que sea que tomes a la mañana cuando te despiertes. También podés probar con un poco de agua y cuando ya estés más despierta, un buen desayuno va a hacer que recuperes todas las energías y que arranques la mañana ¡a pura pila!

4. Este paso es súper opcional, pero también es súper importante: antes de levantarte estirá todos y cada uno de los músculos y huesos de tu cuerpo. Concentrate en cada parte y vas a ver como de a poco la fiaca empieza a irse y la energía comienza a recorrer tu cuerpo. Algunas personas recomiendan hacer yoga porque no solo nos ayuda a estar en forma sino que también aumenta la energía.


1. Te lo digo por experiencia: acostarte muy muy temprano no sirve para que te levantes muy muy temprano. Es más, te diría que a mi me hace peor, ¿por qué? estoy tanto tiempo durmiendo (en serio chicos, soy una morsa) que mi cuerpo me agarra para la chacota y ¡no quiero levantarme más! Estiro los 5 minutos más durante 2 horas y media y me termino levantando a cualquier hora. Lo importante es que duermas entre 7 y 9 horas, tratá de no excederte de eso.

2. Y no cometas el mismo error que yo: NO pongas música que te encante como despertador. Porque el primer día te vas a levantar con todas las pilas, el segundo... también. Pero el tercero ya vas a odiar a tu cantante favorito y sus agudos y cuando escuches ese tema que antes amabas ahora solo vas a poder pensar en cuanto sueño te da y las ganas que tenés de que llegue la hora de la siesta. 

Bueno, hacé estas pruebas por unos días y no te olvides de contarnos como te fue. ¿Tenés otro tip y te encantaría compartirlo conmigo? ¡bienvenido sea! Realmente haría un altar a la persona que me haga levantarme un poco más temprano (ni novio que trae café a la cama sirve en este momento, ja!) y disfrutar del día. Porque con la primavera se supone que se vienen los días más lindos, y que mejor que disfrutar del sol desde la mañana, ¿nocierto?

Albertina. 


No puedo. Por más que me acueste a las 9 de la noche o ponga el despertador dos horas antes de la hora adecuada, es más fuerte que yo: ¡no puedo levantarme temprano! Intenté de todo: desde dormir con lavanda, hasta poner temas de reggaeton en mi celular (lo peor era cuando me despertaba con soundtrack de Los Hechiceros de Waverly Place, #Ramona les pues hablar de eso ja!) pero nada funcionó más que los tips que les voy a pasar ahora. Porque se que es hermoso disfrutar la mañana y, aunque ame dormir (es amor, créanme) sé que parte de esta "vida adulta" (buaa, lloro) consiste en levantarme aunque sea a las 10 de la mañana. ¿Vemos que podemos hacer para despertarnos (un poquito) más temprano? ¡Go!


1. Leé todo antes de juzgarme (si me hubieras dado esta solución un mes atrás, te revoleaba con el despertador jiji): prepará la alarma a la hora que quieras levantarte, ponete el pijama, lavate los dientes, tomá agua... y dejá el despertador arriba de la mesa del comedor (aunque eso implique dejar tu celular lejos tuyo). No solo vas a dormir mejor porque las notificaciones no te van a despertar o vas a sentir la necesidad de chequearlo cada vez que veas una lucesita parpadeando, sino que también te va a obligar a levantarte cuando te canses de escuchar durante 3 minutos seguidos el tono de alarma. Y no le vas a poder pegar un manotazo que lo apague, muejeje...

2. Cuando te levantás a apagar el celu ¡abrí las ventanas! Dejá que entre el sol y que te pegue un poquito de viento en la cara para que te despabile. Lo mejor que podés hacer es tener tus pantuflas a mano (yo siempre las dejo al lado de la cama) así no te da fiaca tocar el piso frío y volvés ¡corriendo al calorcito de las sábanas! 

3. Cuando vas a abrir las ventanas, automáticamente poné el agua para hacerte unos mates, té, café o lo que sea que tomes a la mañana cuando te despiertes. También podés probar con un poco de agua y cuando ya estés más despierta, un buen desayuno va a hacer que recuperes todas las energías y que arranques la mañana ¡a pura pila!

4. Este paso es súper opcional, pero también es súper importante: antes de levantarte estirá todos y cada uno de los músculos y huesos de tu cuerpo. Concentrate en cada parte y vas a ver como de a poco la fiaca empieza a irse y la energía comienza a recorrer tu cuerpo. Algunas personas recomiendan hacer yoga porque no solo nos ayuda a estar en forma sino que también aumenta la energía.


1. Te lo digo por experiencia: acostarte muy muy temprano no sirve para que te levantes muy muy temprano. Es más, te diría que a mi me hace peor, ¿por qué? estoy tanto tiempo durmiendo (en serio chicos, soy una morsa) que mi cuerpo me agarra para la chacota y ¡no quiero levantarme más! Estiro los 5 minutos más durante 2 horas y media y me termino levantando a cualquier hora. Lo importante es que duermas entre 7 y 9 horas, tratá de no excederte de eso.

2. Y no cometas el mismo error que yo: NO pongas música que te encante como despertador. Porque el primer día te vas a levantar con todas las pilas, el segundo... también. Pero el tercero ya vas a odiar a tu cantante favorito y sus agudos y cuando escuches ese tema que antes amabas ahora solo vas a poder pensar en cuanto sueño te da y las ganas que tenés de que llegue la hora de la siesta. 

Bueno, hacé estas pruebas por unos días y no te olvides de contarnos como te fue. ¿Tenés otro tip y te encantaría compartirlo conmigo? ¡bienvenido sea! Realmente haría un altar a la persona que me haga levantarme un poco más temprano (ni novio que trae café a la cama sirve en este momento, ja!) y disfrutar del día. Porque con la primavera se supone que se vienen los días más lindos, y que mejor que disfrutar del sol desde la mañana, ¿nocierto?

Albertina. 

2 comentarios

  1. Definitívamente intentaré toditas estas cositas, no soy buena madrugando pero espero cambiar eso. ¡Gracias por estos tips!
    Ohdearmilk ✧・゜*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, quedate tranqui que yo tampoco soy buena madrugando (generamente me despierto por el sol en los ojos) pero estos tips me ayudaron un montón a despertarme más temprano. Gracias por pasar :)

      Eliminar

Te puede interesar

Comercial

random

¿Ya leiste estos posts?

suscribir footer

¿Querés enterarte de todo lo nuevo?

Formá parte de nuestra lista de mail

instagram