¡Un Picnic a pura fiesta!



Buena comida, música y una primavera tardía que nos regaló un poco de sol durante el fin de semana. De esto y un poco más tuvo el Picurba, el Picnic Urbano que tuvo lugar en la estación de trenes de City Bell el pasado viernes, sábado y domingo. ¿Que si lo disfrutamos? ¡Pero que no te quepa duda! El #TeamEPP no faltó ni un solo día de los 3 que duró este festival gastronómico y acá estamos para contarte las novedades. ¿Preparados, listos? ¡Que comience la fiesta!

Día 1. 

Viernes, 15:00 Hs. 


La gente, tímida, empezaba a llegar. Ya se palpitaba lo que iba a ser esta gran fiesta gastronómica. Los Food Truck estaban acomodados, los fuegos se empezaban a prender y a largar humito y el aroma a comida rica iba inundando el predio. "¿Podemos sacarles una foto chicas?", no nos resistimos y morimos de amor a penas vimos el puesto de Cuoco, lleno de cupcakes y galletitas que tenían una pinta bárbara. El color rosa predominaba y eso hizo que nos llamara la atención. Y esos cupcakes de banana y dulce de leche que parecían riquísimos. 

Caminamos y sacamos fotos junto con los amigos de Transeúntes, que estaban tan emocionados como nosotras. En el escenario principal Roberto Petersen comenzaba a preparar todo para su clase magistral de cocina y la gente se sentaba en las sillas de cartón (una iniciativa genial) que habían puesto alrededor del escenario. 

En la otra punta del predio los nenes se animaban a poner manos en la masa en un taller de cocina para niños que nos llenó de ternura. Todos con sus delantales del Picurba y bajo la mirada atenta de las chicas que brindaban el taller, comenzaron a hacer cupcakes mientras las mamás no paraban de sacar fotos (y nosotras tampoco, que te vamos a andar mintiendo)

Viernes, 18:00 Hs.


¡Y sin querer casi se nos hizo de noche! Nos apuramos para sacar fotos pensando que si se nos iba la luz se terminaba la cobertura fotográfica, pero nos empezamos a dar cuenta que cuanto más se ocultaba el sol ¡más lindo se ponía el Picurba! Los puestos empezaban a prender las luces de colores que colgaban en forma de guirnaldas, los arboles empezaban a brillar porque también tenían luces y los fogones se rodeaban de gente que iba a calentarse las manos por el frío. 

Nos sentamos a tomar mate en una de las tantas mesas que había en el paso y comentábamos todas cosas ricas que habíamos probado: los cupcakes de Cuoco, el queso fundido de las chicas de Tentempie (¡riquísimo!), el helado nitrogenado de GuiLab que usan una técnica nueva para hacer helado en pocos minutos y que salga con la consistencia y el ricor (ni les cuento lo que era el de maracuyá, para chuparse los dedos) del helado artesanal. 

Día 2. 

Sábado, 15:00 Hs. 


La consigna era clara: queríamos ver ropa (y si, chicas fashionistas) pero también queríamos ¡ver comida! Entonces decidimos que ibamos a hacer #FoodHunting para todo el que se quisiera prender. Demetria fue la primera en romper el hielo. Este sábado trajo sol y más gente, así que los stands estaban a full vendiendo sus delicias. 

Nos acercamos a la carpa donde se dictaban los talleres y ¡oh sorpresa! Martín Matroni, el finalista de Master Chef 2015, estaba dando una charla junto con Laureano Driussi que terminó en cocina sobre la mezcla entre lo "tradicional y lo nuevo". 

Sábado, 17:00 hs.


Había un food truck que llamaba la atención: mucho colorido, muchos cupcakes que sobresalían y la chica que lo atendía irradiaba simpatía. Delicious Machine fue uno de los puestos que más nos gustó, con el plus de que Jimena Ruiz, una emprendedora de alma, fue participante de El Emprendedor 2014, programa trasmitido por Telefe. Jime nos recibió con los brazos abiertos para hacer una entrevista (mientras no podíamos parar de sacar fotos) y nos contó que estaba muy contenta de que su sueño de tener un food truck para ir a las ferias gastronómicas se había hecho realidad. Comimos unos de los cupcakes más ricos de la feria, con corazón de dulce de leche y nutella (mezcla explosiva, ¡que nos encantó!)

La siguiente parada fue el stand de Ana Vismara, donde Alan Disavia nos recibió con una sonrisa y una tarjetita de En Pocas Palabras en el bolsillo. El viernes por la noche habíamos pautado una entrevista, y mientras acomodábamos las cámaras y los micrófonos nos contó que estaba en el puesto de la patissiere platense haciendo lardones que después nos convidó (realmente no podemos elegir uno solo porque todos estában deliciosos, pero si tenemos que elegir el de pera sale primero seguro). Simpático y atento con su fans, posó para todas las fotos que le pidieron y también para las cámaras de #EPP, diciéndonos que quería seguir con Medicina, y que no iba a abandonar la cocina porque también lo apasionaba. 

Día 3.

Domingo, 16:00 Hs. 


Y ya se iba terminando. La primavera nos regaló un día soleado, perfecto para llevarte el mantel y tirarte a tomar sol comiendo algo rico en algún rincón del predio. La gente no dudó en llevarse las mantitas, y mientras comían, reían y sacaban fotos se terminaba el festival. Zorrito Von Quintiero estaba en uno de los puestos, promocionando su libro de cocina y preparando jugos. Se rió cuando le dijimos que estábamos haciendo #FoodHunting y posó para la foto entre risas. La gente estaba literalmente con la panza llena y el corazón contento, tomando helado porque el día lo ameritaba y cambiando opiniones de lo que había para probar.

El Picurba Primavera nos dejó un lindo recuerdo y esperamos que en el 2016 nos vuelva a sorprender como esta vez. Dicen que las segundas partes nunca son mejores que las primeras, pero este picnic urbano logró romper todos los mitos. Y ojalá se haga un 3°, un 4°.... Ojalá tengamos Picurba para rato.

#TeamEPP



Buena comida, música y una primavera tardía que nos regaló un poco de sol durante el fin de semana. De esto y un poco más tuvo el Picurba, el Picnic Urbano que tuvo lugar en la estación de trenes de City Bell el pasado viernes, sábado y domingo. ¿Que si lo disfrutamos? ¡Pero que no te quepa duda! El #TeamEPP no faltó ni un solo día de los 3 que duró este festival gastronómico y acá estamos para contarte las novedades. ¿Preparados, listos? ¡Que comience la fiesta!

Día 1. 

Viernes, 15:00 Hs. 


La gente, tímida, empezaba a llegar. Ya se palpitaba lo que iba a ser esta gran fiesta gastronómica. Los Food Truck estaban acomodados, los fuegos se empezaban a prender y a largar humito y el aroma a comida rica iba inundando el predio. "¿Podemos sacarles una foto chicas?", no nos resistimos y morimos de amor a penas vimos el puesto de Cuoco, lleno de cupcakes y galletitas que tenían una pinta bárbara. El color rosa predominaba y eso hizo que nos llamara la atención. Y esos cupcakes de banana y dulce de leche que parecían riquísimos. 

Caminamos y sacamos fotos junto con los amigos de Transeúntes, que estaban tan emocionados como nosotras. En el escenario principal Roberto Petersen comenzaba a preparar todo para su clase magistral de cocina y la gente se sentaba en las sillas de cartón (una iniciativa genial) que habían puesto alrededor del escenario. 

En la otra punta del predio los nenes se animaban a poner manos en la masa en un taller de cocina para niños que nos llenó de ternura. Todos con sus delantales del Picurba y bajo la mirada atenta de las chicas que brindaban el taller, comenzaron a hacer cupcakes mientras las mamás no paraban de sacar fotos (y nosotras tampoco, que te vamos a andar mintiendo)

Viernes, 18:00 Hs.


¡Y sin querer casi se nos hizo de noche! Nos apuramos para sacar fotos pensando que si se nos iba la luz se terminaba la cobertura fotográfica, pero nos empezamos a dar cuenta que cuanto más se ocultaba el sol ¡más lindo se ponía el Picurba! Los puestos empezaban a prender las luces de colores que colgaban en forma de guirnaldas, los arboles empezaban a brillar porque también tenían luces y los fogones se rodeaban de gente que iba a calentarse las manos por el frío. 

Nos sentamos a tomar mate en una de las tantas mesas que había en el paso y comentábamos todas cosas ricas que habíamos probado: los cupcakes de Cuoco, el queso fundido de las chicas de Tentempie (¡riquísimo!), el helado nitrogenado de GuiLab que usan una técnica nueva para hacer helado en pocos minutos y que salga con la consistencia y el ricor (ni les cuento lo que era el de maracuyá, para chuparse los dedos) del helado artesanal. 

Día 2. 

Sábado, 15:00 Hs. 


La consigna era clara: queríamos ver ropa (y si, chicas fashionistas) pero también queríamos ¡ver comida! Entonces decidimos que ibamos a hacer #FoodHunting para todo el que se quisiera prender. Demetria fue la primera en romper el hielo. Este sábado trajo sol y más gente, así que los stands estaban a full vendiendo sus delicias. 

Nos acercamos a la carpa donde se dictaban los talleres y ¡oh sorpresa! Martín Matroni, el finalista de Master Chef 2015, estaba dando una charla junto con Laureano Driussi que terminó en cocina sobre la mezcla entre lo "tradicional y lo nuevo". 

Sábado, 17:00 hs.


Había un food truck que llamaba la atención: mucho colorido, muchos cupcakes que sobresalían y la chica que lo atendía irradiaba simpatía. Delicious Machine fue uno de los puestos que más nos gustó, con el plus de que Jimena Ruiz, una emprendedora de alma, fue participante de El Emprendedor 2014, programa trasmitido por Telefe. Jime nos recibió con los brazos abiertos para hacer una entrevista (mientras no podíamos parar de sacar fotos) y nos contó que estaba muy contenta de que su sueño de tener un food truck para ir a las ferias gastronómicas se había hecho realidad. Comimos unos de los cupcakes más ricos de la feria, con corazón de dulce de leche y nutella (mezcla explosiva, ¡que nos encantó!)

La siguiente parada fue el stand de Ana Vismara, donde Alan Disavia nos recibió con una sonrisa y una tarjetita de En Pocas Palabras en el bolsillo. El viernes por la noche habíamos pautado una entrevista, y mientras acomodábamos las cámaras y los micrófonos nos contó que estaba en el puesto de la patissiere platense haciendo lardones que después nos convidó (realmente no podemos elegir uno solo porque todos estában deliciosos, pero si tenemos que elegir el de pera sale primero seguro). Simpático y atento con su fans, posó para todas las fotos que le pidieron y también para las cámaras de #EPP, diciéndonos que quería seguir con Medicina, y que no iba a abandonar la cocina porque también lo apasionaba. 

Día 3.

Domingo, 16:00 Hs. 


Y ya se iba terminando. La primavera nos regaló un día soleado, perfecto para llevarte el mantel y tirarte a tomar sol comiendo algo rico en algún rincón del predio. La gente no dudó en llevarse las mantitas, y mientras comían, reían y sacaban fotos se terminaba el festival. Zorrito Von Quintiero estaba en uno de los puestos, promocionando su libro de cocina y preparando jugos. Se rió cuando le dijimos que estábamos haciendo #FoodHunting y posó para la foto entre risas. La gente estaba literalmente con la panza llena y el corazón contento, tomando helado porque el día lo ameritaba y cambiando opiniones de lo que había para probar.

El Picurba Primavera nos dejó un lindo recuerdo y esperamos que en el 2016 nos vuelva a sorprender como esta vez. Dicen que las segundas partes nunca son mejores que las primeras, pero este picnic urbano logró romper todos los mitos. Y ojalá se haga un 3°, un 4°.... Ojalá tengamos Picurba para rato.

#TeamEPP

3 comentarios

  1. Lo que hubiera disfrutado yo en un sitio asi!!besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es hermoso! nosotras ya estamos esperando el próximo jaja
      saludos Dezazu!

      Eliminar
  2. I want you Alan Disavia. You are gorgeus. Tom

    ResponderEliminar

Te puede interesar

Comercial

random

¿Ya leiste estos posts?

suscribir footer

¿Querés enterarte de todo lo nuevo?

Formá parte de nuestra lista de mail

instagram