Hoy quiero leer: ¡El chico malo!


Tengo que admitir que no le tenía fe. Pensé: bah, va a ser un libro igual que todos los otros, donde la chica buena se enamora del chico malo y el chico malo termina siendo bueno por ella y ella un poco más mala por él. No voy a decir que no trata sobre esto (porque sería mentira) pero ¡me envició! Desde que lo empecé a leer, desde la página 1, no paré hasta llegar a la página 281. Abbie Glines me dejó con ganas de seguir leyendo y no puedo esperar para leer la segunda parte de esta historia.

El chico malo cuenta la historia de Ashton y Beau, dos jóvenes que fueron mejores amigos desde la infancia pero cuando llega la adolescencia (con tooodo lo que eso implica) separan sus caminos porque Ashton se pone de novia con Sawyer, el primo de su amigo. De a poco la vida los va separando y es en el verano donde Sawyer se va de vacaciones con su familia que Ashton vuelve de a poco a relacionarse con Beau.


A ella, las presiones de su familia y el noviazgo con Sawyer la vuelven una chica aplicada, con notas perfectas y una vida que, según lo que se ve a simple vista, es igual de admirable que sus notas. Beau en cambio, desde que es un niño tuvo una vida difícil y ahora se dedica a ser el chico malo del pueblo. Lo que Ashton no sabe es que el chico estuvo enamorado de ella desde el momento en que la conoció  y que es capaz de todo con tal de protegerla.

Es un libro que lo lees en dos patadas porque, posta, te hace muy adicta. Cada capítulo te va atrapando más, y en el final cuando te tiran ESE dato que te deja boquiabierta no podés pensar en otra cosa que conseguir el segundo libro de la saga.


¿Mi personaje preferido? La abuela. Y te lo digo sin dudarlo dos veces (eso que podría decir Beau, ehhh). ¿Por qué? Porque siento que todos tendríamos que tener una abuela/tía como ella (y yo por suerte la tuve). Un personaje honesto y libre, de esos que te van a decir lo que piensan sin importar nada, y que su consejo más valioso es: viví tu vida sin arrepentimiento.

El chico malo me sorprendió. Encontré en Abbie Glines una autora que me atrapó y ojalá sigan traduciendo y llegando sus sagas a nuestro país. Por ahora lo único que me queda es encontrar Si fueras mío, y esperar que Sawyer me guste tanto como su primo, y mejor dejo esta nota acá porque ya sería decir mucho. Y saben cuánto me tientan los spoilers.


Albertina.


Tengo que admitir que no le tenía fe. Pensé: bah, va a ser un libro igual que todos los otros, donde la chica buena se enamora del chico malo y el chico malo termina siendo bueno por ella y ella un poco más mala por él. No voy a decir que no trata sobre esto (porque sería mentira) pero ¡me envició! Desde que lo empecé a leer, desde la página 1, no paré hasta llegar a la página 281. Abbie Glines me dejó con ganas de seguir leyendo y no puedo esperar para leer la segunda parte de esta historia.

El chico malo cuenta la historia de Ashton y Beau, dos jóvenes que fueron mejores amigos desde la infancia pero cuando llega la adolescencia (con tooodo lo que eso implica) separan sus caminos porque Ashton se pone de novia con Sawyer, el primo de su amigo. De a poco la vida los va separando y es en el verano donde Sawyer se va de vacaciones con su familia que Ashton vuelve de a poco a relacionarse con Beau.


A ella, las presiones de su familia y el noviazgo con Sawyer la vuelven una chica aplicada, con notas perfectas y una vida que, según lo que se ve a simple vista, es igual de admirable que sus notas. Beau en cambio, desde que es un niño tuvo una vida difícil y ahora se dedica a ser el chico malo del pueblo. Lo que Ashton no sabe es que el chico estuvo enamorado de ella desde el momento en que la conoció  y que es capaz de todo con tal de protegerla.

Es un libro que lo lees en dos patadas porque, posta, te hace muy adicta. Cada capítulo te va atrapando más, y en el final cuando te tiran ESE dato que te deja boquiabierta no podés pensar en otra cosa que conseguir el segundo libro de la saga.


¿Mi personaje preferido? La abuela. Y te lo digo sin dudarlo dos veces (eso que podría decir Beau, ehhh). ¿Por qué? Porque siento que todos tendríamos que tener una abuela/tía como ella (y yo por suerte la tuve). Un personaje honesto y libre, de esos que te van a decir lo que piensan sin importar nada, y que su consejo más valioso es: viví tu vida sin arrepentimiento.

El chico malo me sorprendió. Encontré en Abbie Glines una autora que me atrapó y ojalá sigan traduciendo y llegando sus sagas a nuestro país. Por ahora lo único que me queda es encontrar Si fueras mío, y esperar que Sawyer me guste tanto como su primo, y mejor dejo esta nota acá porque ya sería decir mucho. Y saben cuánto me tientan los spoilers.


Albertina.

4 comentarios

  1. Me dieron ganas de leerlo :) Uno más a la lista de lectura pendiente :P

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creeme que no te vas a arrepentir, ¡es adictivo! Besos :)

      Eliminar
  2. Me has creado mucha intriga!!besos

    ResponderEliminar

Te puede interesar

Comercial

random

¿Ya leiste estos posts?

suscribir footer

¿Querés enterarte de todo lo nuevo?

Formá parte de nuestra lista de mail

instagram