Experiencia Flores

Las chicas de En Pocas Palabras junto con algunas amigas hace más de dos años que tenemos un ritual, ese que nos saca de nuestra rutina diaria, que nos aleja de los problemas y nos vuelve unas verdaderas mujeres consumistas: FLORES (o Avellaneda). Fue una experiencia única y es por eso que quisimos hacer este pequeño post. Para que las lectoras tengan un lugar dónde encuentren algunos tips, secretos y anécdotas sobre este lugar, que más que un simple lugar para las chicas EPP representa varias emociones a la vez.
Solo basta que alguna del grupo diga la palabra (mágica) FLORES tres veces para que en menos de un minuto pongamos fecha y empecemos a ver qué nos vamos a comprar (Paramos todo lo que estamos haciendo para eso).

La primera vez:

Un invierno frío decidimos subirnos a un Plaza y embarcarnos en esta enorme aventura, teníamos una guía que nos ayudaba a llegar al lugar, nos aconsejaba algunos lugares. No les puedo contar lo emocionada que viajamos y toda la lista de cosas que cada una tenía sobre qué nos íbamos a comprar.
Vamos a ser sinceras, la primera vez que pisas Flores pensas dos cosas: la primera que los negocios de ropa nos estuvieron cagando toda la vida por la diferencia de precio que hay y que es un mundo interminable, calles y calles de negocios, locales y miles de transeúntes caminando alocadamente. 
Consejo para principiantes: PACIENCIA, fundamental para ir a Flores, hay mucha gente, los negocios desbordan de gente (sí muchos esperan/amos haciendo fila) y hay tanta ropa que uno no pude decidirse.



Seee viene la seeegunda:

La segunda vez que fuimos a Flores las cosas cambiaron, no teníamos a nuestro guía, me convertí en gps (igual me encanta ser guía turística jaja) y empezamos a sumarle muchos tips a nuestro ritual. La primera que la lista es infaltable, te ordena y ayuda a ir directo a eso que buscas, en cambio si no vas con ideas claves no vas a terminar comprándote nada o algo a las apuradas. La segunda que a las 12 empiezan a cerrar TODOS los locales pero tampoco sirve llegar re temprano porque están cerrados, recién empiezan a abrir a las nueve, por eso también doble tilde a la lista, uno sabe lo que quiere y va al objetivo. La tercera es NUESTRO TIP ULTRA SECRETO: la ropa en Flores se vende al por mayor (dos, tres, cuatro o más prenda por persona, por eso la onda de ir de a muchas) pero... ¿qué sucede cuando una se enamora perdidamente de una prenda y ninguna quiere comprar ahí? Las amigas se encargarán de encontrar entre el público presente a alguna compradora que tenga prendas de más y se una a ella, así la puede pagar a precio mayorista. Es un mandamiento dentro del ritual.
Consejo para las secundarias: MEMORIA, para ir a los lugares que ya fueron y saben que hay ropa linda y de su estilo.



No hay dos sin tres (eso dicen):

La tercera vez que fuimos a Flores ya eramos todas unas vacanas, nos comíamos a Flores entre dos panes, teníamos nuestros tips, consejos ajenos (chusmeen a los manteros) y la infaltable lista, pero descubrimos otro secreto: DIVIDIRNOS, no siempre coincidimos en las prendas que queremos y como nos corre el reloj decidimos separarnos por lo que cada una quiere y el punto de encuentro es en la esquina donde empieza todo el bolonqui, Nazca y Avellaneda. Es una opción para las que vayan en grandes grupos y así todas pueden llegar a comprarse lo que quieren, la última vez que fuimos a Flores por indecisión un local nos cerró en la cara (todas sufrimos).



¿Y si volvemos a ir por cuarta vez?

Ya la cuarta vez que fuimos vimos que dependiendo el lugar no había tanta diferencia de precio en cuanto a los locales minoristas. Compramos lo que queríamos, recorrimos otras calles para ver qué más había pero no encontramos mucho.
Ahora ya tenemos un nuevo viaje en mente y para nosotras este ritual se vuelve cada vez más fuerte. Sufrimos cuando una no puede asistir (cambiamos la fecha), lloramos si nos dicen que el sábado hay muchas probabilidades de lluvia, nos acostamos el viernes a las 11 para despertarnos a las 7, nos calzamos las "altas llantas" para poder caminar toda la mañana sin problemas, desayunamos bien power porque sabemos que hasta las 15 no vamos a volver a ver comida pero disfrutamos de seguir yendo, de poder despegar la mente, de pasar una mañana entre amigas haciendo lo que más nos gusta ¡COMPRAR ROPA!


Demetria.

Las chicas de En Pocas Palabras junto con algunas amigas hace más de dos años que tenemos un ritual, ese que nos saca de nuestra rutina diaria, que nos aleja de los problemas y nos vuelve unas verdaderas mujeres consumistas: FLORES (o Avellaneda). Fue una experiencia única y es por eso que quisimos hacer este pequeño post. Para que las lectoras tengan un lugar dónde encuentren algunos tips, secretos y anécdotas sobre este lugar, que más que un simple lugar para las chicas EPP representa varias emociones a la vez.
Solo basta que alguna del grupo diga la palabra (mágica) FLORES tres veces para que en menos de un minuto pongamos fecha y empecemos a ver qué nos vamos a comprar (Paramos todo lo que estamos haciendo para eso).


La primera vez:

Un invierno frío decidimos subirnos a un Plaza y embarcarnos en esta enorme aventura, teníamos una guía que nos ayudaba a llegar al lugar, nos aconsejaba algunos lugares. No les puedo contar lo emocionada que viajamos y toda la lista de cosas que cada una tenía sobre qué nos íbamos a comprar.
Vamos a ser sinceras, la primera vez que pisas Flores pensas dos cosas: la primera que los negocios de ropa nos estuvieron cagando toda la vida por la diferencia de precio que hay y que es un mundo interminable, calles y calles de negocios, locales y miles de transeúntes caminando alocadamente. 
Consejo para principiantes: PACIENCIA, fundamental para ir a Flores, hay mucha gente, los negocios desbordan de gente (sí muchos esperan/amos haciendo fila) y hay tanta ropa que uno no pude decidirse.



Seee viene la seeegunda:

La segunda vez que fuimos a Flores las cosas cambiaron, no teníamos a nuestro guía, me convertí en gps (igual me encanta ser guía turística jaja) y empezamos a sumarle muchos tips a nuestro ritual. La primera que la lista es infaltable, te ordena y ayuda a ir directo a eso que buscas, en cambio si no vas con ideas claves no vas a terminar comprándote nada o algo a las apuradas. La segunda que a las 12 empiezan a cerrar TODOS los locales pero tampoco sirve llegar re temprano porque están cerrados, recién empiezan a abrir a las nueve, por eso también doble tilde a la lista, uno sabe lo que quiere y va al objetivo. La tercera es NUESTRO TIP ULTRA SECRETO: la ropa en Flores se vende al por mayor (dos, tres, cuatro o más prenda por persona, por eso la onda de ir de a muchas) pero... ¿qué sucede cuando una se enamora perdidamente de una prenda y ninguna quiere comprar ahí? Las amigas se encargarán de encontrar entre el público presente a alguna compradora que tenga prendas de más y se una a ella, así la puede pagar a precio mayorista. Es un mandamiento dentro del ritual.
Consejo para las secundarias: MEMORIA, para ir a los lugares que ya fueron y saben que hay ropa linda y de su estilo.



No hay dos sin tres (eso dicen):

La tercera vez que fuimos a Flores ya eramos todas unas vacanas, nos comíamos a Flores entre dos panes, teníamos nuestros tips, consejos ajenos (chusmeen a los manteros) y la infaltable lista, pero descubrimos otro secreto: DIVIDIRNOS, no siempre coincidimos en las prendas que queremos y como nos corre el reloj decidimos separarnos por lo que cada una quiere y el punto de encuentro es en la esquina donde empieza todo el bolonqui, Nazca y Avellaneda. Es una opción para las que vayan en grandes grupos y así todas pueden llegar a comprarse lo que quieren, la última vez que fuimos a Flores por indecisión un local nos cerró en la cara (todas sufrimos).



¿Y si volvemos a ir por cuarta vez?

Ya la cuarta vez que fuimos vimos que dependiendo el lugar no había tanta diferencia de precio en cuanto a los locales minoristas. Compramos lo que queríamos, recorrimos otras calles para ver qué más había pero no encontramos mucho.
Ahora ya tenemos un nuevo viaje en mente y para nosotras este ritual se vuelve cada vez más fuerte. Sufrimos cuando una no puede asistir (cambiamos la fecha), lloramos si nos dicen que el sábado hay muchas probabilidades de lluvia, nos acostamos el viernes a las 11 para despertarnos a las 7, nos calzamos las "altas llantas" para poder caminar toda la mañana sin problemas, desayunamos bien power porque sabemos que hasta las 15 no vamos a volver a ver comida pero disfrutamos de seguir yendo, de poder despegar la mente, de pasar una mañana entre amigas haciendo lo que más nos gusta ¡COMPRAR ROPA!


Demetria.

9 comentarios

  1. Respuestas
    1. ¡Gracias! No sabés lo que me alegró el día este comentario :) Me alegro mucho que te haya interesado. Un beso grande.

      Demetria.

      Eliminar
  2. Que sitio mas interesante.
    La verdad me encanto ver estas fotos.
    Un beso
    MaggieD
    Fashion Blog - Maggie Dallospedale Fashion diary

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Te invitamos a que sigas chusmeando todas las notas del blog :)
      Un saludo Maggie!!

      Eliminar
  3. Que lugar más chulo! besos!

    http://miestilobasico.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sisi es el lugar donde toda mujer es feliz. Comprando ROPA ROPA Y MÁS ROPA!
      Saludos!

      Eliminar
  4. Podes compartir tu lista de locales?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Disculpá que recién veo el comentario! Sisi, me diste una re idea! En breve subo el post, dedicado a vos :) Besooo

      Eliminar
  5. Podes compartir tu lista de locales?

    ResponderEliminar

Te puede interesar

Comercial

random

¿Ya leiste estos posts?

suscribir footer

¿Querés enterarte de todo lo nuevo?

Formá parte de nuestra lista de mail

instagram