¡Vamos La Pampa!


¿Levante la mano quien es la fan número 1 del campo? ¡YO, ACÁ! ¡ALBERTINA! Me encanta. La paz, los atardeceres, los animales. El poco ruido y la poca gente (esencial para personas un poco antisociales como yo, que lugares como Buenos Aires me estresan). Si sos así y disfrutás de las cosas simples, te propongo que vengas a visitar mi provincia. Queda en el medio de todo, no tenés excusa, y te aseguro que vas a encontrar la paz que tanto buscaste durante el año. ¿Qué hay para visitar? ¡Te cuento!


Si te gusta la vida al aire libre y ver animales en su hábitat natural, no te podés perder la reserva Parque Luro.Está ubicada a unos 35 kilómetros de Santa Rosa (la capital de La Pampa, aguante Santa Ró), de pasada por la ruta nacional número 35. 

Tenés un castillo (que era de don Luro) con una visita que te lleva a tiempos muuuuy lejanos, allá por el 1880. Las lectoras de Florencia Bonelli (guiño, guiño para las amigas bonellistas) van a encontrar un mundo conocido, porque la casa está ambientada como en esa época (así bien Laura Escalante y Fiona Milone).

El Parque Luro es la reserva de Caldén más grande del mundo, y cuenta con muchos animales silvestres como jabalíes, ciervos y más de 160 especies de aves. Te re gustó, lo vas a ir a visitar (lo sé).


Si sos más de la empanada, el vino y te animás a bailar un poco de folcklore, La Pampa te ofrece un montón de fiestas provinciales! (nos gusta bailar a los pampeanos) Tenés (dos puntos y agarrate): La fiesta de la cosecha, del trigo, del turismo, de la sal. Acá se juega al pato, se anda en caballo y se come un rico asado con unas empanadas de entrada.

Cada lugar tiene su propia fiesta, y en Santa Rosa se hacen festivales de verano en el anfiteatro donde tocan artistas reconocidos (tocaron La Mosca, IKV, Los Auténticos Decadentes, y muchos más). Después, si te queda un lugarsito en la panza llena pasá a tomarte un heladito a la Robert's (ya que estamos paso el chivo).


Si te gusta el relax, también te podemos ofrecer varios hoteles spa, pero para que ir a encerrarte ¡si tenés las termas de Guatraché! (cómo te quedó el ojo con eso eeeh?). No solo hay una laguna termal, sinó que también podés hacer fangoterapia que no solo se puede usar estéticamente, también sirve tratamiento terapéutico (para afecciones articulares, estres, enfermedades de la piel, etc).

También podés realizar hidroterapia (inmersiones en aguas termales) y masoterapia (para revitalizar y fortalecer el organismo).

Se que te convencí, espero haberte convencido. Si no te van ninguna de estas opciones, te digo que vengas a La Pampa por los paisajes son únicos, y por una vez en tu vida podés ver el horizonte completo, o una linda puesta de sol. Porque acá la gente te espera con los brazos abiertos, y si nos avisás con tiempo andá a saber, por ahí hasta te esperamos con un buen asado. 

Albertina.


¿Levante la mano quien es la fan número 1 del campo? ¡YO, ACÁ! ¡ALBERTINA! Me encanta. La paz, los atardeceres, los animales. El poco ruido y la poca gente (esencial para personas un poco antisociales como yo, que lugares como Buenos Aires me estresan). Si sos así y disfrutás de las cosas simples, te propongo que vengas a visitar mi provincia. Queda en el medio de todo, no tenés excusa, y te aseguro que vas a encontrar la paz que tanto buscaste durante el año. ¿Qué hay para visitar? ¡Te cuento!


Si te gusta la vida al aire libre y ver animales en su hábitat natural, no te podés perder la reserva Parque Luro.Está ubicada a unos 35 kilómetros de Santa Rosa (la capital de La Pampa, aguante Santa Ró), de pasada por la ruta nacional número 35. 

Tenés un castillo (que era de don Luro) con una visita que te lleva a tiempos muuuuy lejanos, allá por el 1880. Las lectoras de Florencia Bonelli (guiño, guiño para las amigas bonellistas) van a encontrar un mundo conocido, porque la casa está ambientada como en esa época (así bien Laura Escalante y Fiona Milone).

El Parque Luro es la reserva de Caldén más grande del mundo, y cuenta con muchos animales silvestres como jabalíes, ciervos y más de 160 especies de aves. Te re gustó, lo vas a ir a visitar (lo sé).


Si sos más de la empanada, el vino y te animás a bailar un poco de folcklore, La Pampa te ofrece un montón de fiestas provinciales! (nos gusta bailar a los pampeanos) Tenés (dos puntos y agarrate): La fiesta de la cosecha, del trigo, del turismo, de la sal. Acá se juega al pato, se anda en caballo y se come un rico asado con unas empanadas de entrada.

Cada lugar tiene su propia fiesta, y en Santa Rosa se hacen festivales de verano en el anfiteatro donde tocan artistas reconocidos (tocaron La Mosca, IKV, Los Auténticos Decadentes, y muchos más). Después, si te queda un lugarsito en la panza llena pasá a tomarte un heladito a la Robert's (ya que estamos paso el chivo).


Si te gusta el relax, también te podemos ofrecer varios hoteles spa, pero para que ir a encerrarte ¡si tenés las termas de Guatraché! (cómo te quedó el ojo con eso eeeh?). No solo hay una laguna termal, sinó que también podés hacer fangoterapia que no solo se puede usar estéticamente, también sirve tratamiento terapéutico (para afecciones articulares, estres, enfermedades de la piel, etc).

También podés realizar hidroterapia (inmersiones en aguas termales) y masoterapia (para revitalizar y fortalecer el organismo).

Se que te convencí, espero haberte convencido. Si no te van ninguna de estas opciones, te digo que vengas a La Pampa por los paisajes son únicos, y por una vez en tu vida podés ver el horizonte completo, o una linda puesta de sol. Porque acá la gente te espera con los brazos abiertos, y si nos avisás con tiempo andá a saber, por ahí hasta te esperamos con un buen asado. 

Albertina.

0 comentarios

Te puede interesar

Comercial

random

¿Ya leiste estos posts?

suscribir footer

¿Querés enterarte de todo lo nuevo?

Formá parte de nuestra lista de mail

instagram