¿Qué nos enseñó Mean Girls?



¿Guilty preasure o la amamos todas y lo admitimos sin culpa? Creo que no hay CHICA que no haya visto Mean Girls por lo menos 2 veces en su vida y si no la vieron ¿Qué están esperando? ¡corran! Mientras tanto (osea, mientras esperamos que se descargue #NoALaPiratería #PeroBue) les dejamos las mejores enseñanzas que nos dejó esta (grandiosa) película.

Que no importa que papel interprete Rachel McAdams,




¡siempre vamos a amarla! Así sea como Regina George o Allie Hamilton, ella va a encontrar la manera de que sus personajes sean ¡épicos!




Que por más que a veces reneguemos, no queremos una madre taaan “moderna”




No. Preferimos las que nos apapachan cuando estamos tristes y que nos traen un happy hour pero de chocolatada a la cama los sábados lluviosos que no queremos levantarnos.



Que todas tenemos algo que nos hace especial…


 Incluso esas chicas que tienen un talento para saber si va a llover con tan solo tocarse sus lolas (acá va un chiste para las chicas tablas como yo, pero que me voy a guardar porque todavía me queda un poco de dignidad en el tintero)



Que SIEMPRE hay una solución para las cosas que nos molestan.



 Quizás no tenemos que ser taaaaan drásticas y armar un plan macabro. Por ahí solo hablando las cosas se solucionan, pero es más divertida la primera opción. Si.




 Que lo importante es confiar en una misma.




Y no importa lo que digan los demás. Si vos crees en lo que estás haciendo, y tenés la certeza de que está bien, go on girl!





Que…




 ¿Hay algo más que podamos acotar? #ConQueNecesidad





Que al final, es más importante quienes somos que como nos vemos.


 Y si, obviamente la peli tiene moraleja final y concuerdo terriblemente con ella. Mientras aprendamos a respetarnos y valorar más a las personas por como nos hacen sentir, el mundo va a cambiar (aunque sea un poquito).



Albertina :)



¿Guilty preasure o la amamos todas y lo admitimos sin culpa? Creo que no hay CHICA que no haya visto Mean Girls por lo menos 2 veces en su vida y si no la vieron ¿Qué están esperando? ¡corran! Mientras tanto (osea, mientras esperamos que se descargue #NoALaPiratería #PeroBue) les dejamos las mejores enseñanzas que nos dejó esta (grandiosa) película.

Que no importa que papel interprete Rachel McAdams,




¡siempre vamos a amarla! Así sea como Regina George o Allie Hamilton, ella va a encontrar la manera de que sus personajes sean ¡épicos!




Que por más que a veces reneguemos, no queremos una madre taaan “moderna”




No. Preferimos las que nos apapachan cuando estamos tristes y que nos traen un happy hour pero de chocolatada a la cama los sábados lluviosos que no queremos levantarnos.



Que todas tenemos algo que nos hace especial…


 Incluso esas chicas que tienen un talento para saber si va a llover con tan solo tocarse sus lolas (acá va un chiste para las chicas tablas como yo, pero que me voy a guardar porque todavía me queda un poco de dignidad en el tintero)



Que SIEMPRE hay una solución para las cosas que nos molestan.



 Quizás no tenemos que ser taaaaan drásticas y armar un plan macabro. Por ahí solo hablando las cosas se solucionan, pero es más divertida la primera opción. Si.




 Que lo importante es confiar en una misma.




Y no importa lo que digan los demás. Si vos crees en lo que estás haciendo, y tenés la certeza de que está bien, go on girl!





Que…




 ¿Hay algo más que podamos acotar? #ConQueNecesidad





Que al final, es más importante quienes somos que como nos vemos.


 Y si, obviamente la peli tiene moraleja final y concuerdo terriblemente con ella. Mientras aprendamos a respetarnos y valorar más a las personas por como nos hacen sentir, el mundo va a cambiar (aunque sea un poquito).



Albertina :)

0 comentarios

Te puede interesar

Comercial

random

¿Ya leiste estos posts?

suscribir footer

¿Querés enterarte de todo lo nuevo?

Formá parte de nuestra lista de mail

instagram