¡El tablero del día!


AMO las piezas de niños (nenes Albertina, se dice nenes). Me encantan los colores, las luces, los juguetes. El orden desordenado que me lleva a querer revisar todo, a jugar con cada soldadito y a abrazar cada peluche. Por eso, en Pinterest (un vicio aparte) sigo el tablero de Celina Bailey, Kiddo... In my room.

Los colores blancos y la madera me llaman mucho la atención. Será que mi casa siempre fue de pisos de madera (hasta que la alfombraron) y mi infancia fue feliz (muy) y lo asocio con eso. Me encantan las camas escondidas, esas que parecen carpas (si, vivía haciendo campamentos en el patio de casa) o que son una casita aparte.


¡Pobres mis hijos el día que los tenga! Ya si con mis sobrinos soy una nena más, no me quiero imaginar todo lo que voy a jugar con mis propios nenes (ai, me da miedo hablar de hijos... ¡Sigamos con los niños en general mejor!) Me imagino una pieza llena de banderines, y libros, y avionsitos... Y muchas ganas de jugar (y de soñar jugando).







Albertina.


AMO las piezas de niños (nenes Albertina, se dice nenes). Me encantan los colores, las luces, los juguetes. El orden desordenado que me lleva a querer revisar todo, a jugar con cada soldadito y a abrazar cada peluche. Por eso, en Pinterest (un vicio aparte) sigo el tablero de Celina Bailey, Kiddo... In my room.

Los colores blancos y la madera me llaman mucho la atención. Será que mi casa siempre fue de pisos de madera (hasta que la alfombraron) y mi infancia fue feliz (muy) y lo asocio con eso. Me encantan las camas escondidas, esas que parecen carpas (si, vivía haciendo campamentos en el patio de casa) o que son una casita aparte.


¡Pobres mis hijos el día que los tenga! Ya si con mis sobrinos soy una nena más, no me quiero imaginar todo lo que voy a jugar con mis propios nenes (ai, me da miedo hablar de hijos... ¡Sigamos con los niños en general mejor!) Me imagino una pieza llena de banderines, y libros, y avionsitos... Y muchas ganas de jugar (y de soñar jugando).







Albertina.

2 comentarios

  1. cuando sos madre las cosas cambian un poco, ja! divinos esos cuartos pero siempre digo no parecen reales! cuando tengas hijos entenderás mi comentario.
    divino el look del blog!
    un beso

    ResponderEliminar
  2. divinos! aunque los de mis hijos son alguito mas desprolijos ja
    besos

    ResponderEliminar

Te puede interesar

Comercial

random

¿Ya leiste estos posts?

suscribir footer

¿Querés enterarte de todo lo nuevo?

Formá parte de nuestra lista de mail

instagram