La Plata, ciudad cargosa si las hay

Ella es tan cargosa es una banda en constante ascenso. De la mano de grandes músicos y la brillante pluma de su líder Rodrigo Manigot, se consolidaron como una de las bandas más interesantes de la escena nacional. Un sólo dato basta para demostrarlo: “En redondel”- primer corte de su nuevo disco, que salió hace solo dos meses- es una de las diez canciones más difundidas por las emisoras argentinas. Estando en su mejor momento musical, se hicieron tiempo para brillar una noche en nuestra ciudad.

Ya no había que esperar. Atrás había quedado ‘La Ponderosa’, banda que hizo de soporte, atrás los videos de The Beatles previos al recital. La cargosa estaba arriba del escenario y el show comenzaba. La presentación de su nuevo disco “Polos”- el más Beatle de todos los que sacaron hasta el momento- era la excusa ideal para volver a La Plata, ciudad cargosa si las hay. El lugar elegido fue ‘El Estudio Bar’, la fecha: 23 de Agosto de 2014.
La formación titular no salía de memoria. Faltaba Mariano Manigot – guitarrista que por momentos se anima a tomar la voz principal de la cargosa-; pero como en todo gran equipo, cuando los ‘suplentes’ tienen que entrar a la cancha hacen que las ausencias no se noten.
El ambiente era ideal. Contrariamente a lo que sucedía afuera, donde parecía que se caía el mundo, dentro se vivía un clima por demás cálido. La relación entre la banda- principalmente entre Rodrigo y el co-fundador “tano” Baccega- y la gente es cercana. El show es un todo integrado por los músicos, el público, amigos, desconocidos; todos se sienten parte.


“En redondel” fue el primer tema. Sinceramente no recuerdo con exactitud cual fue el listado de temas, no pude seguirlo. Me perdí. La culpa de que eso me haya sucedido fue de una banda que suena igual -o mejor- en vivo que en estudio. Me perdí en la manera tan particular y atrapante de Rodrigo Manigot, tanto para cantar como para escribir. Me perdí en los solos de guitarra del “tano” que iban ganando terreno tema a tema. Me perdí en unos teclados maravillosos, cortesía de Manuel Pineda.
A lo largo del recital no solo hubo tiempo para los temas del nuevo disco, también estuvieron los clásicos. “Donde no van las melodías”, “Por entre los techos”- prácticamente impuesto por el público que comenzó a cantarla a capella-, “Refugio”- ‘siempre vas a verme acariciando las cosas que no se dieron jamás. Deseo: motor que no detiene su fuego’ es quizás una de las frases más bellas con las que me topé- ,  Pretensiones- otra canción de hermosa letra-. Estos son algunos de los temas que sonaron en un recital que tuvo su punto más alto en “Ni siquiera entre tus brazos”, canción que fue para la banda el trampolín a la masividad en 2007.


            El después del recital es un fiel reflejo de lo que es “Ella es tan cargosa”. Por los rincones del ‘Estudio Bar’ uno podía encontrar a los músicos hablando con la gente sin ningún tipo de divisimo, nada de rockstar. El “tano” compartiendo una cerveza con un grupo de fanáticos, Rodrigo Manigot accediendo a cada foto que se le pedía y hablando calidamente tanto con viejos fans como con quienes descubrían a la banda por primera vez.
“Gracias por venir”, “Un placer”, “Espero que les haya gustado”, son frases que se repetían por parte de Manigot. Eso es ‘la cargosa’: Un grupo de pibes de Castelar - hoy ya hombres- a los cuales ni la llegada de la fama, ni el éxito les pudo arrebatar la humildad. Musicalmente geniales, humanamente cálidos; no hay chance de que a esta banda el éxito le sea esquivo. Salute.


Por: Kevin Olivera

Ella es tan cargosa es una banda en constante ascenso. De la mano de grandes músicos y la brillante pluma de su líder Rodrigo Manigot, se consolidaron como una de las bandas más interesantes de la escena nacional. Un sólo dato basta para demostrarlo: “En redondel”- primer corte de su nuevo disco, que salió hace solo dos meses- es una de las diez canciones más difundidas por las emisoras argentinas. Estando en su mejor momento musical, se hicieron tiempo para brillar una noche en nuestra ciudad.

Ya no había que esperar. Atrás había quedado ‘La Ponderosa’, banda que hizo de soporte, atrás los videos de The Beatles previos al recital. La cargosa estaba arriba del escenario y el show comenzaba. La presentación de su nuevo disco “Polos”- el más Beatle de todos los que sacaron hasta el momento- era la excusa ideal para volver a La Plata, ciudad cargosa si las hay. El lugar elegido fue ‘El Estudio Bar’, la fecha: 23 de Agosto de 2014.
La formación titular no salía de memoria. Faltaba Mariano Manigot – guitarrista que por momentos se anima a tomar la voz principal de la cargosa-; pero como en todo gran equipo, cuando los ‘suplentes’ tienen que entrar a la cancha hacen que las ausencias no se noten.
El ambiente era ideal. Contrariamente a lo que sucedía afuera, donde parecía que se caía el mundo, dentro se vivía un clima por demás cálido. La relación entre la banda- principalmente entre Rodrigo y el co-fundador “tano” Baccega- y la gente es cercana. El show es un todo integrado por los músicos, el público, amigos, desconocidos; todos se sienten parte.


“En redondel” fue el primer tema. Sinceramente no recuerdo con exactitud cual fue el listado de temas, no pude seguirlo. Me perdí. La culpa de que eso me haya sucedido fue de una banda que suena igual -o mejor- en vivo que en estudio. Me perdí en la manera tan particular y atrapante de Rodrigo Manigot, tanto para cantar como para escribir. Me perdí en los solos de guitarra del “tano” que iban ganando terreno tema a tema. Me perdí en unos teclados maravillosos, cortesía de Manuel Pineda.
A lo largo del recital no solo hubo tiempo para los temas del nuevo disco, también estuvieron los clásicos. “Donde no van las melodías”, “Por entre los techos”- prácticamente impuesto por el público que comenzó a cantarla a capella-, “Refugio”- ‘siempre vas a verme acariciando las cosas que no se dieron jamás. Deseo: motor que no detiene su fuego’ es quizás una de las frases más bellas con las que me topé- ,  Pretensiones- otra canción de hermosa letra-. Estos son algunos de los temas que sonaron en un recital que tuvo su punto más alto en “Ni siquiera entre tus brazos”, canción que fue para la banda el trampolín a la masividad en 2007.


            El después del recital es un fiel reflejo de lo que es “Ella es tan cargosa”. Por los rincones del ‘Estudio Bar’ uno podía encontrar a los músicos hablando con la gente sin ningún tipo de divisimo, nada de rockstar. El “tano” compartiendo una cerveza con un grupo de fanáticos, Rodrigo Manigot accediendo a cada foto que se le pedía y hablando calidamente tanto con viejos fans como con quienes descubrían a la banda por primera vez.
“Gracias por venir”, “Un placer”, “Espero que les haya gustado”, son frases que se repetían por parte de Manigot. Eso es ‘la cargosa’: Un grupo de pibes de Castelar - hoy ya hombres- a los cuales ni la llegada de la fama, ni el éxito les pudo arrebatar la humildad. Musicalmente geniales, humanamente cálidos; no hay chance de que a esta banda el éxito le sea esquivo. Salute.


Por: Kevin Olivera

0 comentarios

Te puede interesar

Comercial

random

¿Ya leiste estos posts?

suscribir footer

¿Querés enterarte de todo lo nuevo?

Formá parte de nuestra lista de mail

instagram