Experiencia 1D


“¡Hola! ¿Cómo les va? Soy Sori Tanos y les voy a robar un ratito el espacio a las chicas de EPP para contarles cómo fue mi experiencia del concierto de mis 5 ídolos, One Direction. Fue uno de los días más felices de mi vida, mi sueño de conocerlos en persona por fin se cumplió.

El viaje comenzó el viernes 2 de mayo desde Santa Rosa, La Pampa hasta Bahía Blanca. Mis viejos estaban felices de que por fin había llegado ese día tan esperado para mí. Ese viernes a la noche me subí al cole rumbo a Buenos Aires con la empresa con la que viajé y 50 Directioners más. Yo no conocía a ninguna de las chicas así que ese fue el momento para sacar lo más sociable de mí y ponerlo en práctica.

Llegamos a Buenos Aires el sábado a la mañana y para “matar el tiempo” fuimos al Abasto Shopping y paseamos un poco. Como toda fan de Starbucks me instalé en el local y me senté a tomar mi frapuccino preferido.

A las 15:00 Hs nos subimos al cole para ir al estadio Vélez y por fin ¡hacer nuestro sueño realidad! Ese colectivo era adrenalina pura. Hasta acá viene todo perfecto, pero cuando nos tocó entrar en el estadio ¡había más de 20 cuadras de cola!

Eran las 16:00 Hs cuando entramos en el estadio llorando. No lo podíamos creer. Después de 8 meses de espera, después de verlos tantas veces en pantallas, el gran día había llegado. Igual, no podía ser todo color de rosa, y cuando entramos al campo vip no había tanta gente como pensábamos. Se fue llenando de a poco y comenzamos a defender y luchar por el lugar más cercano a las vallas. Nos fuimos acercando más y más al escenario, tanto que en un momento me perdí del grupo y chau, no lo encontré más hasta que terminó el show.

Estaba sola, SOLA, entre tantas Directioners salvajes. Entre más te ibas acercando al escenario, más eran los insultos, los tirones de pelo, los empujones, golpes y mordidas… No solo de chicas ntre 14 y 17 años, también de “mamás Directioners”.

A las 20:30 Hs tocó Sonus, una banda Argentina muy buena. Eran las 21:00 hs, no había señales de la boyband británica ¡y se largó a llover! Así que me empapé bien empapada. A eso de las 21:30 salieron los chicos ♥ cantando Midnight Memories.


Fue uno de los momentos más hermosos y perfectos de mí vida, verlos ahí, tenerlos a 6 metros de distancia. Después del tema nos saludaron, dijeron algunas palabras y siguieron cantando. Yo ya lloraba a moco tendido, gritando a más no poder, era demasiado.

Fue una hora y media de pura adrenalina, nervios, emoción, felicidad, todo junto. Ahí en ese momento me di cuenta de que no los podía amar más. Cantaron Kiss You, Alive, C’amon C’amon, Little Black Dress, Little White Lies, Diana, What makes you beautiful, Moments, Little Thing…

En la mitad del show en el pasillo que nos separaba del escenario pasó Paul Higgins (guardaespaldas y mejor amigo de los chicos) y mientras yo lloraba a gritos, literalmente, se me acercó y me hizo señas de si estaba todo bien. Le dije que sí, pero no lo podía creer.

Hablaron bastante con el público… Niall habló bastante en español. Te daba mucha risa y ternura. Harry dijo en inglés las tres cosas que más amaba de argentina eran Messi, la esposa de Michael Bublé y nosotras (también fue muy tierno escuchar eso).

El concierto tenía que terminar en algún momento (aunque no quisiéramos) y cerraron con Best Song Ever. Se despidieron, Harry fue al escenario con una bandera de Argentina como una capa… Fue increíble, la verdad increíble.

Valió la esperera, las horas y horas paradas, los nervios, la lluvia, todo. Los amo y los admiro tanto. Son mis 5 ídolos porque ellos me sacaron de un montón de momentos feos de mi vida con sus canciones (les recomiendo Little Things y Diana). Ellos me hicieron más fuerte, me sacaron mil sonrisas a millones de kilómetros y lo siguen haciendo…


Por eso significó tanto para mi conocerlos en persona. No tengo otra cosa que decir que GRACIAS. A ellos, y a mis papás que quisieron que cumpla mi sueño de conocerlos. Fue una experiencia maravillosa que voy a recordar hasta que sea viejita y encuentre algún cd de ellos. Los voy a volver a escuchar y recordar que ellos fueron una de las cosas más lindas que me pasó en la adolescencia.”


“¡Hola! ¿Cómo les va? Soy Sori Tanos y les voy a robar un ratito el espacio a las chicas de EPP para contarles cómo fue mi experiencia del concierto de mis 5 ídolos, One Direction. Fue uno de los días más felices de mi vida, mi sueño de conocerlos en persona por fin se cumplió.

El viaje comenzó el viernes 2 de mayo desde Santa Rosa, La Pampa hasta Bahía Blanca. Mis viejos estaban felices de que por fin había llegado ese día tan esperado para mí. Ese viernes a la noche me subí al cole rumbo a Buenos Aires con la empresa con la que viajé y 50 Directioners más. Yo no conocía a ninguna de las chicas así que ese fue el momento para sacar lo más sociable de mí y ponerlo en práctica.

Llegamos a Buenos Aires el sábado a la mañana y para “matar el tiempo” fuimos al Abasto Shopping y paseamos un poco. Como toda fan de Starbucks me instalé en el local y me senté a tomar mi frapuccino preferido.

A las 15:00 Hs nos subimos al cole para ir al estadio Vélez y por fin ¡hacer nuestro sueño realidad! Ese colectivo era adrenalina pura. Hasta acá viene todo perfecto, pero cuando nos tocó entrar en el estadio ¡había más de 20 cuadras de cola!

Eran las 16:00 Hs cuando entramos en el estadio llorando. No lo podíamos creer. Después de 8 meses de espera, después de verlos tantas veces en pantallas, el gran día había llegado. Igual, no podía ser todo color de rosa, y cuando entramos al campo vip no había tanta gente como pensábamos. Se fue llenando de a poco y comenzamos a defender y luchar por el lugar más cercano a las vallas. Nos fuimos acercando más y más al escenario, tanto que en un momento me perdí del grupo y chau, no lo encontré más hasta que terminó el show.

Estaba sola, SOLA, entre tantas Directioners salvajes. Entre más te ibas acercando al escenario, más eran los insultos, los tirones de pelo, los empujones, golpes y mordidas… No solo de chicas ntre 14 y 17 años, también de “mamás Directioners”.

A las 20:30 Hs tocó Sonus, una banda Argentina muy buena. Eran las 21:00 hs, no había señales de la boyband británica ¡y se largó a llover! Así que me empapé bien empapada. A eso de las 21:30 salieron los chicos ♥ cantando Midnight Memories.


Fue uno de los momentos más hermosos y perfectos de mí vida, verlos ahí, tenerlos a 6 metros de distancia. Después del tema nos saludaron, dijeron algunas palabras y siguieron cantando. Yo ya lloraba a moco tendido, gritando a más no poder, era demasiado.

Fue una hora y media de pura adrenalina, nervios, emoción, felicidad, todo junto. Ahí en ese momento me di cuenta de que no los podía amar más. Cantaron Kiss You, Alive, C’amon C’amon, Little Black Dress, Little White Lies, Diana, What makes you beautiful, Moments, Little Thing…

En la mitad del show en el pasillo que nos separaba del escenario pasó Paul Higgins (guardaespaldas y mejor amigo de los chicos) y mientras yo lloraba a gritos, literalmente, se me acercó y me hizo señas de si estaba todo bien. Le dije que sí, pero no lo podía creer.

Hablaron bastante con el público… Niall habló bastante en español. Te daba mucha risa y ternura. Harry dijo en inglés las tres cosas que más amaba de argentina eran Messi, la esposa de Michael Bublé y nosotras (también fue muy tierno escuchar eso).

El concierto tenía que terminar en algún momento (aunque no quisiéramos) y cerraron con Best Song Ever. Se despidieron, Harry fue al escenario con una bandera de Argentina como una capa… Fue increíble, la verdad increíble.

Valió la esperera, las horas y horas paradas, los nervios, la lluvia, todo. Los amo y los admiro tanto. Son mis 5 ídolos porque ellos me sacaron de un montón de momentos feos de mi vida con sus canciones (les recomiendo Little Things y Diana). Ellos me hicieron más fuerte, me sacaron mil sonrisas a millones de kilómetros y lo siguen haciendo…


Por eso significó tanto para mi conocerlos en persona. No tengo otra cosa que decir que GRACIAS. A ellos, y a mis papás que quisieron que cumpla mi sueño de conocerlos. Fue una experiencia maravillosa que voy a recordar hasta que sea viejita y encuentre algún cd de ellos. Los voy a volver a escuchar y recordar que ellos fueron una de las cosas más lindas que me pasó en la adolescencia.”

0 comentarios

Te puede interesar

Comercial

random

¿Ya leiste estos posts?

suscribir footer

¿Querés enterarte de todo lo nuevo?

Formá parte de nuestra lista de mail

instagram