Las 10 mentiras mas dichas


No nos va a crecer la nariz por decirlas, y puede ser porque aunque sea una de todas estas tenemos que haber dicho. Yo tiro la primera piedra muchachos, si están acá fue porque las dije. No me voy a andar poniendo colorada...

Puesto número 10: Este año juro que me pongo las pilas.

Típica de estudiantes, tanto secundarios como universitarios. Si, soy de las que comienza el año hasta con corrector para hacer las cosas bien, y termino con la cartuchera vacía. Tomo apuntes las dos primeras clases, y después me pongo a dibujar conejos al margen. ¿A quién le quiero mentir? Nunca fui ni voy a ser una Hermione.

Puesto número 9: La profesora es una boluda...

No, chicos, no. Se que tienen razón, se que muchas veces es una excusa válida, pero cuando estás en medio del parcial y te preguntan que es la hegemonía y vos no lo sabes, la culpa no la tiene la profesora. Ni los porteros. Ni el que escribió el libro. Las cosas como son.

Puesto número 8: Estaba en la esquina de la mesa. Se cayó solo.

Todos saben que soy una bestia humana, que me llevo puestas las cosas, que voy por la vida sin mirar lo que tengo por delante. Mi mamá se está enterando en este momento, que el cuadrito de caballo que tenía en el living no lo rompió y escondió la chica que limpia. Fui yo. Después de 10 años, admito que fui yo.

Puesto número 7: Te queda bárbaro.

Si chicas, cuando ven que me senté en el primer sillón que vi cuando entré a la tienda, tengo las manitos entre las piernas y cara de cansada, no me crean si les digo que les queda bárbaro. Ojo, muchas veces es verdad. Pero otras es que mis piernas me piden a gritos que descanse un poco.

Puesto número 6: No, yo mozzarella. Queda entre vos y yo.

Minga queda entre vos y yo. Si veo que es un chusmerio corro a contarselo a mis amigas o a mi novio. Mas si veo que es un chusmerío de amores, idas y venidas. Si quieren que quede guardado, a mi no me lo cuenten.

Puesto número 5: Estoy saliendo, en 5' llego

Esta es bien típica de mi hermano. ¿En 5 llego? Dale, si todavía ni cerraste la puerta de casa. Eso significa esperar media hora (por lo menos) a que llegue a destino.

Puesto número 4: Aaaaai, que hermosura! (mirando a un bebé recién recién nacido)

Madres, por favor, no esperen este tipo de respuestas. No pregunten si el pibe les parece fachero. No no no. Es recién nacido, todos fuimos fieritos cuando recién nacimos!  Y no, no se parece a nadie, todos los veces son iguales!!

Puesto número 3: Si lo lavas, sale.

Ni con ultra superpoderoso blanco ala sale. No. Una mancha de café? Una mancha de tinta de lapicera? una mancha de chocolate? Mate? No. Soy de las que vivo ensuciando todo, y de las que come en la cama. Mil veces se lo dije a mi vieja para que no se enojara cuando mancho el acolchado con chocolate. Pero bueno, la buena vida cuesta.

Puesto número 2: Yo nunca le desee el mal a nadie...

Que nooooo! No nos hagamos los carmelitos descalzos que de seguro siempre tenemos a ese alguien que nos rompe soberanamente las pelotas, y los imaginamos en alguna situación rodeada de maldad. Vamos muchachos, esta la pensamos todos.

Y el puesto número 1 es: Yo nunca hablo por hablar.

Dale, que no! Las veces que hemos opinado sin saber, que nos hicimos los sabiondos de un tema que ni conocíamos! Soy de esas y lo admito, con todo el orgullo del mundo. Hablemos sin tener la menor idea, que para eso se nos dio la palabra, siempre y cuando no le hagamos mal a nadie. Aprovechemos a opinar, que todavía es gratis.

Albertina :)


No nos va a crecer la nariz por decirlas, y puede ser porque aunque sea una de todas estas tenemos que haber dicho. Yo tiro la primera piedra muchachos, si están acá fue porque las dije. No me voy a andar poniendo colorada...

Puesto número 10: Este año juro que me pongo las pilas.

Típica de estudiantes, tanto secundarios como universitarios. Si, soy de las que comienza el año hasta con corrector para hacer las cosas bien, y termino con la cartuchera vacía. Tomo apuntes las dos primeras clases, y después me pongo a dibujar conejos al margen. ¿A quién le quiero mentir? Nunca fui ni voy a ser una Hermione.

Puesto número 9: La profesora es una boluda...

No, chicos, no. Se que tienen razón, se que muchas veces es una excusa válida, pero cuando estás en medio del parcial y te preguntan que es la hegemonía y vos no lo sabes, la culpa no la tiene la profesora. Ni los porteros. Ni el que escribió el libro. Las cosas como son.

Puesto número 8: Estaba en la esquina de la mesa. Se cayó solo.

Todos saben que soy una bestia humana, que me llevo puestas las cosas, que voy por la vida sin mirar lo que tengo por delante. Mi mamá se está enterando en este momento, que el cuadrito de caballo que tenía en el living no lo rompió y escondió la chica que limpia. Fui yo. Después de 10 años, admito que fui yo.

Puesto número 7: Te queda bárbaro.

Si chicas, cuando ven que me senté en el primer sillón que vi cuando entré a la tienda, tengo las manitos entre las piernas y cara de cansada, no me crean si les digo que les queda bárbaro. Ojo, muchas veces es verdad. Pero otras es que mis piernas me piden a gritos que descanse un poco.

Puesto número 6: No, yo mozzarella. Queda entre vos y yo.

Minga queda entre vos y yo. Si veo que es un chusmerio corro a contarselo a mis amigas o a mi novio. Mas si veo que es un chusmerío de amores, idas y venidas. Si quieren que quede guardado, a mi no me lo cuenten.

Puesto número 5: Estoy saliendo, en 5' llego

Esta es bien típica de mi hermano. ¿En 5 llego? Dale, si todavía ni cerraste la puerta de casa. Eso significa esperar media hora (por lo menos) a que llegue a destino.

Puesto número 4: Aaaaai, que hermosura! (mirando a un bebé recién recién nacido)

Madres, por favor, no esperen este tipo de respuestas. No pregunten si el pibe les parece fachero. No no no. Es recién nacido, todos fuimos fieritos cuando recién nacimos!  Y no, no se parece a nadie, todos los veces son iguales!!

Puesto número 3: Si lo lavas, sale.

Ni con ultra superpoderoso blanco ala sale. No. Una mancha de café? Una mancha de tinta de lapicera? una mancha de chocolate? Mate? No. Soy de las que vivo ensuciando todo, y de las que come en la cama. Mil veces se lo dije a mi vieja para que no se enojara cuando mancho el acolchado con chocolate. Pero bueno, la buena vida cuesta.

Puesto número 2: Yo nunca le desee el mal a nadie...

Que nooooo! No nos hagamos los carmelitos descalzos que de seguro siempre tenemos a ese alguien que nos rompe soberanamente las pelotas, y los imaginamos en alguna situación rodeada de maldad. Vamos muchachos, esta la pensamos todos.

Y el puesto número 1 es: Yo nunca hablo por hablar.

Dale, que no! Las veces que hemos opinado sin saber, que nos hicimos los sabiondos de un tema que ni conocíamos! Soy de esas y lo admito, con todo el orgullo del mundo. Hablemos sin tener la menor idea, que para eso se nos dio la palabra, siempre y cuando no le hagamos mal a nadie. Aprovechemos a opinar, que todavía es gratis.

Albertina :)

0 comentarios

Te puede interesar

Comercial

random

¿Ya leiste estos posts?

suscribir footer

¿Querés enterarte de todo lo nuevo?

Formá parte de nuestra lista de mail

instagram