La chica de los zapatos


Juro que yo, hace 4 años atrás no era taaaaan consumista. La culpa la tuvo La Plata, con sus tantos locales lindos y baratos, mis viejos, por haberme hecho vivir en pleno centro de la ciudad de las diagonales, y de ser amiga de Ramona y Demetria, que son iguales o peores que yo. No por nada mi novio siempre carga a Ramona de que se gana el Quini 6 todos los meses, cada vez que la ve entrar al departamento con una bolsa nueva.


Pero si hay algo que me vuelve loca (lo juro por mi garrita) son los zapatos. God, es mas fuerte que yo. Tendrían que internarme cada vez que voy al centro y me quedo 10 minutos parada, (llorando), mirando vidrieras de zapatos. Encima parece que me lo hacen a propósito! Hay de todos los colores, tamaños y formas. Verdes, rojos, azules, brillantes, con boca pescado, punta redonda, con taco, sin taco. Hasta las zapatillas deportivas me gustan! 



Encima ahora se viene el gran evento gran de la fiesta de mi sobrina, y con Ramona YA estamos buscando que ponernos para la gran noche. Sabemos que nos va a costar varias recorridas por el centro, por las zapaterías. Caminar, caminar y caminar. Patear la calle (pero siempre con un buen par de zapatos). No nos quejamos igual eh...



Pero bueno, no queda otra de, por ahora, seguir mirando vidrieras. Como dijo mi suegra alguna vez: somos estudiantes, no nos podemos dar ciertos lujos. Y eso es lo mejor de ser estudiantes. Porque así disfrutamos mas las cosas, las deseamos tanto que cuando las tenemos, valen. Y mucho :)

Albertina ♥



Juro que yo, hace 4 años atrás no era taaaaan consumista. La culpa la tuvo La Plata, con sus tantos locales lindos y baratos, mis viejos, por haberme hecho vivir en pleno centro de la ciudad de las diagonales, y de ser amiga de Ramona y Demetria, que son iguales o peores que yo. No por nada mi novio siempre carga a Ramona de que se gana el Quini 6 todos los meses, cada vez que la ve entrar al departamento con una bolsa nueva.


Pero si hay algo que me vuelve loca (lo juro por mi garrita) son los zapatos. God, es mas fuerte que yo. Tendrían que internarme cada vez que voy al centro y me quedo 10 minutos parada, (llorando), mirando vidrieras de zapatos. Encima parece que me lo hacen a propósito! Hay de todos los colores, tamaños y formas. Verdes, rojos, azules, brillantes, con boca pescado, punta redonda, con taco, sin taco. Hasta las zapatillas deportivas me gustan! 



Encima ahora se viene el gran evento gran de la fiesta de mi sobrina, y con Ramona YA estamos buscando que ponernos para la gran noche. Sabemos que nos va a costar varias recorridas por el centro, por las zapaterías. Caminar, caminar y caminar. Patear la calle (pero siempre con un buen par de zapatos). No nos quejamos igual eh...



Pero bueno, no queda otra de, por ahora, seguir mirando vidrieras. Como dijo mi suegra alguna vez: somos estudiantes, no nos podemos dar ciertos lujos. Y eso es lo mejor de ser estudiantes. Porque así disfrutamos mas las cosas, las deseamos tanto que cuando las tenemos, valen. Y mucho :)

Albertina ♥


2 comentarios

Te puede interesar

Comercial

random

¿Ya leiste estos posts?

suscribir footer

¿Querés enterarte de todo lo nuevo?

Formá parte de nuestra lista de mail

instagram