Hoy quiero ser...


Cuando era chiquita, quería ser veterinaria. Fue la primera profesión que tuve. Quizás el hecho de curar a esos animalitos que tanto me gustaban era mi inspiración. Me iluminaba cuando veía un perro (lo sigo haciendo) en la calle. Corría hasta alcanzarlo y lo acariciaba, lo apapachaba... Eran mis peluches favoritos.

Pasaron los años, y así las profesiones. Yo creía que podía ser abogada, médica, arqueóloga, azafata, cantante, taantas cosas! Los años no iban a pasar, e iba a estudiar y ser todo lo que quisiera en una sola vida. Era chica, no sabía lo que quería y admito que hoy, tampoco lo se. 


Así y todo, en el año 2006 se vino el Mundial de Fútbol. Desde chica era una apasionada del deporte y una enamorada de Boca Juniors. No podía perderme ni un solo partido, y era la primera que tenía la camiseta puesta tanto si ganábamos o perdíamos un torneo. Mi papá no lo podía entender, y mi mamá me apoyaba mirando los partidos conmigo. Hasta que se hizo mas común en mi, y todos entendieron que no era una moda pasajera.

Fue así que de la mano de Leo Messi y Rodrigo Palacio decidí que quería ser periodista deportiva. Me imaginé viajando por todo el mundo comentando y relatando partidos. Quería ser la primera mujer en trabajar con Mario Pergolini en CQC, imponer la visión de la mujer en el deporte que hasta ese momento se pensaba solo de hombres. 


Hoy estoy estudiando periodismo. No voy a decirles que cumplí mi sueño, porque en aquella época mis sueños eran muchos, y todavía me queda mucho por recorrer. No voy a decirles que no reniego de mi carrera, porque si lo hago. Detesto la política partidaria que hoy en día (y hace muchos años atrás también) te dividen entre el periodista que querés ser y el que tenés que ser. Odio la soberbia de algunos profesores, la ignorancia de otros. Se que no soy perfecta, y la carrera tampoco tiene que serlo pero hicieron de algo que muchos lo hacen por pasión a escribir, por la vocación de periodista, a un desafío. 

Pasaron los años y sigo pensando que voy (junto con la gente que tengo a mi lado) a cambiar el mundo. Que vamos a ser ese quiebre, esa motivación de escribir por ganas y no por conveniencia. Pienso que una palabra puede mucho mas que un arma. Que un escritor puede cambiar las cosas tanto como un científico. Solamente tenemos que creer que podemos hacerlo, no dejarse pasar por arriba. Porque podes ser el mejor periodista, diseñador, médico o lo que sea pero sin esa motivación que solo vos podes darte, no vas a lograr nada. Solo tenemos que tener la valentía para poder hacerlo como y cuando queramos. Animarnos a ser ese alguien que cambie la historia.

Feliz día periodistas. Feliz día a mis amigos. Feliz día para mi :)

Albertina.








Cuando era chiquita, quería ser veterinaria. Fue la primera profesión que tuve. Quizás el hecho de curar a esos animalitos que tanto me gustaban era mi inspiración. Me iluminaba cuando veía un perro (lo sigo haciendo) en la calle. Corría hasta alcanzarlo y lo acariciaba, lo apapachaba... Eran mis peluches favoritos.

Pasaron los años, y así las profesiones. Yo creía que podía ser abogada, médica, arqueóloga, azafata, cantante, taantas cosas! Los años no iban a pasar, e iba a estudiar y ser todo lo que quisiera en una sola vida. Era chica, no sabía lo que quería y admito que hoy, tampoco lo se. 


Así y todo, en el año 2006 se vino el Mundial de Fútbol. Desde chica era una apasionada del deporte y una enamorada de Boca Juniors. No podía perderme ni un solo partido, y era la primera que tenía la camiseta puesta tanto si ganábamos o perdíamos un torneo. Mi papá no lo podía entender, y mi mamá me apoyaba mirando los partidos conmigo. Hasta que se hizo mas común en mi, y todos entendieron que no era una moda pasajera.

Fue así que de la mano de Leo Messi y Rodrigo Palacio decidí que quería ser periodista deportiva. Me imaginé viajando por todo el mundo comentando y relatando partidos. Quería ser la primera mujer en trabajar con Mario Pergolini en CQC, imponer la visión de la mujer en el deporte que hasta ese momento se pensaba solo de hombres. 


Hoy estoy estudiando periodismo. No voy a decirles que cumplí mi sueño, porque en aquella época mis sueños eran muchos, y todavía me queda mucho por recorrer. No voy a decirles que no reniego de mi carrera, porque si lo hago. Detesto la política partidaria que hoy en día (y hace muchos años atrás también) te dividen entre el periodista que querés ser y el que tenés que ser. Odio la soberbia de algunos profesores, la ignorancia de otros. Se que no soy perfecta, y la carrera tampoco tiene que serlo pero hicieron de algo que muchos lo hacen por pasión a escribir, por la vocación de periodista, a un desafío. 

Pasaron los años y sigo pensando que voy (junto con la gente que tengo a mi lado) a cambiar el mundo. Que vamos a ser ese quiebre, esa motivación de escribir por ganas y no por conveniencia. Pienso que una palabra puede mucho mas que un arma. Que un escritor puede cambiar las cosas tanto como un científico. Solamente tenemos que creer que podemos hacerlo, no dejarse pasar por arriba. Porque podes ser el mejor periodista, diseñador, médico o lo que sea pero sin esa motivación que solo vos podes darte, no vas a lograr nada. Solo tenemos que tener la valentía para poder hacerlo como y cuando queramos. Animarnos a ser ese alguien que cambie la historia.

Feliz día periodistas. Feliz día a mis amigos. Feliz día para mi :)

Albertina.







2 comentarios

  1. estupendo post, me ha encantado!

    besitos

    ResponderEliminar
  2. Amar lo que se hace.. Ese es el principio de todo. Me gustó!

    ResponderEliminar

Te puede interesar

Comercial

random

¿Ya leiste estos posts?

suscribir footer

¿Querés enterarte de todo lo nuevo?

Formá parte de nuestra lista de mail

instagram