Hoy quiero ver...


Hoy la vamos a hacer corta :) Porque tenemos poco tiempo, y mañana nos tenemos que levantar bien tempranito para ir a cursar. Así es la vida del estudiante, donde los días se van haciendo mas cortos, las tardes parecen que tienen menos horas de las que quisieramos y no tenemos tiempo para nada. Ni para dedicarle media horita a este proyecto que, sin embargo, vamos a seguir adelante (porque lo amamos) :)

Estaba escuchando Hilary Duff, recordando buenos viejos tiempos y haciendo el cafesito con galletitas que va a ser la cena de hoy (Si, estuve todo el día a mate y cosas ricas y ahora no tengo hambre. Fail). Y me acordé que cuando era chiquita, cuando mi mamá nos preparaba todo para tomar la leche, con mi hermanijada (media hermana, media ahijada) nos poníamos a ver Pokemon.


Levante la mano quien no vio Pokemon cuando era chico (o grande, porque no) para que le diga que no le creo. Vamos chicos, es muy freak quizás, muy fan, pero todos en algún momento de nuestra vida nos enternecimos con Pikachu. O intentamos imitar las voces de ellos (Bulbasaur!) o quisimos vivir en Pueblo Paleta. 

Acá Albertina presente, era ADICTA a estas mini series. Amaba Sakura Card Captor por ejemplo, aunque muchas veces entendiera poco y nada. Ni hablar cuando salió Mirmo Zi Bang que me aprendí la canción de pe a pa y todavía la puedo cantar de seguidito y sin equivocarme. 


Ahora si, Albertina se va a tomar su café y a rogarle a Roma que le dibuje un Pikachu para pegar en su carpeta. A ver si así le entran un poquito mas las ganas de estudiar...





Hoy la vamos a hacer corta :) Porque tenemos poco tiempo, y mañana nos tenemos que levantar bien tempranito para ir a cursar. Así es la vida del estudiante, donde los días se van haciendo mas cortos, las tardes parecen que tienen menos horas de las que quisieramos y no tenemos tiempo para nada. Ni para dedicarle media horita a este proyecto que, sin embargo, vamos a seguir adelante (porque lo amamos) :)

Estaba escuchando Hilary Duff, recordando buenos viejos tiempos y haciendo el cafesito con galletitas que va a ser la cena de hoy (Si, estuve todo el día a mate y cosas ricas y ahora no tengo hambre. Fail). Y me acordé que cuando era chiquita, cuando mi mamá nos preparaba todo para tomar la leche, con mi hermanijada (media hermana, media ahijada) nos poníamos a ver Pokemon.


Levante la mano quien no vio Pokemon cuando era chico (o grande, porque no) para que le diga que no le creo. Vamos chicos, es muy freak quizás, muy fan, pero todos en algún momento de nuestra vida nos enternecimos con Pikachu. O intentamos imitar las voces de ellos (Bulbasaur!) o quisimos vivir en Pueblo Paleta. 

Acá Albertina presente, era ADICTA a estas mini series. Amaba Sakura Card Captor por ejemplo, aunque muchas veces entendiera poco y nada. Ni hablar cuando salió Mirmo Zi Bang que me aprendí la canción de pe a pa y todavía la puedo cantar de seguidito y sin equivocarme. 


Ahora si, Albertina se va a tomar su café y a rogarle a Roma que le dibuje un Pikachu para pegar en su carpeta. A ver si así le entran un poquito mas las ganas de estudiar...




2 comentarios

Te puede interesar

Comercial

random

¿Ya leiste estos posts?

suscribir footer

¿Querés enterarte de todo lo nuevo?

Formá parte de nuestra lista de mail

instagram