Una imagen dice mas que mil palabras


"En un viaje hacia la nada, adentro tuyo debés buscar. Harás el viaje a tu conciencia, tené paciencia vas a llegar."
Viaje, La Mancha de Rolando.


Recuerdo el primer día que llegúe a La Plata. Emocionadísima, acompañada de una de mis mejores amigas, sin saber que era lo que me iba a deparar el destino (pero si lo que quería).

Recuerdo el primer mensaje que me llego después de bajarme del colectivo: "Hoy es el comienzo de tu nueva vida. Disfrutala hermanita" de mi hermana mayor, que ya estaba acá.

Recuerdo la primer "salida" a tomar un helado. Estabamos asustadísimas con Flor porque no entendíamos nada. Pero estaba Pi. Estaba Salomé. Que nos ayudaron a llevar un nuevo año lleno de sueños, espectativas y cambios (mas que nada).

Recuerdo mis objetivos, mi vida y mi pueblo. Mis amigas, mi familia, mis mascotas. Cambié, si. Como me dijo una vez mi amada Marta, "Todos cambiamos, y eso no quiere decir que sea para mal".

Pero se que algo es seguro. Ni mis nuevos objetivos, ni mi nueva vida, ni mi nueva ciudad, va a cambiar mi esencia y esa que fuí y se fue transformando. Puedo convivir tranquilamente con las dos Albertinas. La loca, amiga, hija, novia, hermana, tía, divertida, aburrida, tranquila, pacifista, aventurera, transformadora, dormilona, haragana, responsable, irresponsable, soñadora.

Porque sí, así soy yo... (en pocas palabras)



"En un viaje hacia la nada, adentro tuyo debés buscar. Harás el viaje a tu conciencia, tené paciencia vas a llegar."
Viaje, La Mancha de Rolando.


Recuerdo el primer día que llegúe a La Plata. Emocionadísima, acompañada de una de mis mejores amigas, sin saber que era lo que me iba a deparar el destino (pero si lo que quería).

Recuerdo el primer mensaje que me llego después de bajarme del colectivo: "Hoy es el comienzo de tu nueva vida. Disfrutala hermanita" de mi hermana mayor, que ya estaba acá.

Recuerdo la primer "salida" a tomar un helado. Estabamos asustadísimas con Flor porque no entendíamos nada. Pero estaba Pi. Estaba Salomé. Que nos ayudaron a llevar un nuevo año lleno de sueños, espectativas y cambios (mas que nada).

Recuerdo mis objetivos, mi vida y mi pueblo. Mis amigas, mi familia, mis mascotas. Cambié, si. Como me dijo una vez mi amada Marta, "Todos cambiamos, y eso no quiere decir que sea para mal".

Pero se que algo es seguro. Ni mis nuevos objetivos, ni mi nueva vida, ni mi nueva ciudad, va a cambiar mi esencia y esa que fuí y se fue transformando. Puedo convivir tranquilamente con las dos Albertinas. La loca, amiga, hija, novia, hermana, tía, divertida, aburrida, tranquila, pacifista, aventurera, transformadora, dormilona, haragana, responsable, irresponsable, soñadora.

Porque sí, así soy yo... (en pocas palabras)


1 comentarios

  1. Obviamente! lo normal es aburrido. Te juro que me encanta tu bloggggg, es lindisimoooo. Morí con esa foto, es hermosa. Ame eso de "Originalmente verdaderas, simplemente cambiantes", y nada, un beso enorme!

    ResponderEliminar

Te puede interesar

Comercial

random

¿Ya leiste estos posts?

suscribir footer

¿Querés enterarte de todo lo nuevo?

Formá parte de nuestra lista de mail

instagram