La modesta. Digo, la modista.

Chicos, encontré mi vocación: Voy a vender helado. No, mentira. Voy a ser fotografa. (aparte, mas vale). No, hablando en serio. Voy a ser modista. (Si, como escucharon).



Todo empezó cuando quemé a mi hermana con un pochoclo a la edad de 6 años. Supe que con las ollas no me iba a ir bien así que tuve que cambiar de profesión. Entonces agarré y fui Veterinaria (hasta que vi que tenías que ver tripas y todas esas cosas). Después me agarró el atacaso de ser abogada, todo culpa de Juan Darthes y "Culpables de este amor". Me aburrí de las leyes y pase a la arquitectura, a la medicina. Y... quise ser periodista (acá le echo la culpa a la ruli, por hacerme ver futbol internacional). Pasé de eso a la fotografía y.. bue.. Acá estoy amigachos. Algo en está vida voy a ser (menos chef...). 

Un día, mi mamá me presentó a la aguja y el hilo. "Cosete las medias roñosas esas que tenes que vamos a comprar zapatillas y me da verguenza. Que va a decir la gente, Albertina". Seguro que las medías de la vendedora estaban mas agujereadas que las mías (mmmm.. No, creo). A partir de ahí no pare mas. Agarraba tela y hacía muñecas (con lo único que me podían mantener quietita, aparte de leyendo cuentos), peluches, las bordaba y las volvía a desbordar. Agarraba tela vieja e inventaba disfraces. Una costurita por acá, otra costurita por allá... Empece a cortar tela, empece a usar la imaginacion. Y acá esta. Esta soy yo... Si les gusta bien. Y si no, tambien. (Ah, y si les gusta hagan publicidad a ver si algún día me ven diseñando ropa para las estrellas. ooooh). 



Chicos, encontré mi vocación: Voy a vender helado. No, mentira. Voy a ser fotografa. (aparte, mas vale). No, hablando en serio. Voy a ser modista. (Si, como escucharon).




Todo empezó cuando quemé a mi hermana con un pochoclo a la edad de 6 años. Supe que con las ollas no me iba a ir bien así que tuve que cambiar de profesión. Entonces agarré y fui Veterinaria (hasta que vi que tenías que ver tripas y todas esas cosas). Después me agarró el atacaso de ser abogada, todo culpa de Juan Darthes y "Culpables de este amor". Me aburrí de las leyes y pase a la arquitectura, a la medicina. Y... quise ser periodista (acá le echo la culpa a la ruli, por hacerme ver futbol internacional). Pasé de eso a la fotografía y.. bue.. Acá estoy amigachos. Algo en está vida voy a ser (menos chef...). 

Un día, mi mamá me presentó a la aguja y el hilo. "Cosete las medias roñosas esas que tenes que vamos a comprar zapatillas y me da verguenza. Que va a decir la gente, Albertina". Seguro que las medías de la vendedora estaban mas agujereadas que las mías (mmmm.. No, creo). A partir de ahí no pare mas. Agarraba tela y hacía muñecas (con lo único que me podían mantener quietita, aparte de leyendo cuentos), peluches, las bordaba y las volvía a desbordar. Agarraba tela vieja e inventaba disfraces. Una costurita por acá, otra costurita por allá... Empece a cortar tela, empece a usar la imaginacion. Y acá esta. Esta soy yo... Si les gusta bien. Y si no, tambien. (Ah, y si les gusta hagan publicidad a ver si algún día me ven diseñando ropa para las estrellas. ooooh). 



0 comentarios

Te puede interesar

Comercial

random

¿Ya leiste estos posts?

suscribir footer

¿Querés enterarte de todo lo nuevo?

Formá parte de nuestra lista de mail

instagram