Hakuna Matata


"Una forma de ser. Nada que temer.
Sin preocuparse, es como hay que vivir. 
A vivir así, yo aquí aprendí"

Hakuna Matata.

Levante la mano quien no lloró con la muerte de Mufasa (mi novio no cuenta porque es un insensible). Levante la mano quién no lloró cuando Andy regalaba sus juguetes en Toy Story 3.  O cuando a Bamby se le murió la mamá! Moraleja: Los de Disney diseñan sus películas para traumarnos la infancia. 

Okey, yo soy así. Albertina: La infantil, la inmadura, la que no quiere crecer, la que quiere tener 8 años de vuelta. Una chica a la que le gusta jugar, y piensa seguir jugando. La que sigue mirando Scooby Doo o las chicas superpoderosas cuando no puede dormir y no se averguenza de decirlo. 

Yo soy de las típicas que siguen haciendo las mismas cosas que cuando tenían 6 años. Me gusta, y no lo veo como algo que está mal. Para que nos vamos a hacer los adultos si a todos les gusta comerse un huevito kinder, y mas les gusta armar el juguetito. Da da, a la tía Albertina no le vengan con cuentos. Ni contarte cuando tomo helado y me sigo manchando como si fuera el último helado que tomo en mi vida (Marta sabe de lo que le hablo). 

Vamos vamos... Me van a decir que cuando están tooooodos los nenes de tu familia, jugando en navidad a la escondida no irían a meterse y esconderse en ese lugar que solo vos sabías, y que nadie mas te encontraba. Yo a la mancha ya no juego. Porque los mas chiquitos tienen 6 años les llego a pegar un manotazo, los dejo adentro de la pileta y después se me arma.

Si, lo admito. la infancia fue una de las mejores etapas de mi vida. Tanto como cocinando inventos super fallidos con mi hermana, como haciendo cartelitos para mis amigas de la primaria. Y aunque ya está y comienza otra, igual de copada que las que pasaron, me niego rotundamente a dejar de ver Scooby Doo. O imaginarme que soy una agente de la CIA. O... No no, ni loca. Ni con la orden de un juez eh!




"Una forma de ser. Nada que temer.
Sin preocuparse, es como hay que vivir. 
A vivir así, yo aquí aprendí"

Hakuna Matata.

Levante la mano quien no lloró con la muerte de Mufasa (mi novio no cuenta porque es un insensible). Levante la mano quién no lloró cuando Andy regalaba sus juguetes en Toy Story 3.  O cuando a Bamby se le murió la mamá! Moraleja: Los de Disney diseñan sus películas para traumarnos la infancia. 

Okey, yo soy así. Albertina: La infantil, la inmadura, la que no quiere crecer, la que quiere tener 8 años de vuelta. Una chica a la que le gusta jugar, y piensa seguir jugando. La que sigue mirando Scooby Doo o las chicas superpoderosas cuando no puede dormir y no se averguenza de decirlo. 

Yo soy de las típicas que siguen haciendo las mismas cosas que cuando tenían 6 años. Me gusta, y no lo veo como algo que está mal. Para que nos vamos a hacer los adultos si a todos les gusta comerse un huevito kinder, y mas les gusta armar el juguetito. Da da, a la tía Albertina no le vengan con cuentos. Ni contarte cuando tomo helado y me sigo manchando como si fuera el último helado que tomo en mi vida (Marta sabe de lo que le hablo). 

Vamos vamos... Me van a decir que cuando están tooooodos los nenes de tu familia, jugando en navidad a la escondida no irían a meterse y esconderse en ese lugar que solo vos sabías, y que nadie mas te encontraba. Yo a la mancha ya no juego. Porque los mas chiquitos tienen 6 años les llego a pegar un manotazo, los dejo adentro de la pileta y después se me arma.

Si, lo admito. la infancia fue una de las mejores etapas de mi vida. Tanto como cocinando inventos super fallidos con mi hermana, como haciendo cartelitos para mis amigas de la primaria. Y aunque ya está y comienza otra, igual de copada que las que pasaron, me niego rotundamente a dejar de ver Scooby Doo. O imaginarme que soy una agente de la CIA. O... No no, ni loca. Ni con la orden de un juez eh!



0 comentarios

Te puede interesar

Comercial

random

¿Ya leiste estos posts?

suscribir footer

¿Querés enterarte de todo lo nuevo?

Formá parte de nuestra lista de mail

instagram