Cada día se me hace mas difícil despertarme.


No che, no soy chica madrugadora. Todo bien con la mañana, pero no por levantarte temprano se ve una vaca en camisón. Toda mi vida me levante tipo 7 y media de la mañana (entraba al colegio a las 8 menos veinte). Era INCREÍBLE ver como me cambia/lavaba los dientes/peinaba(?)/ponía el guardapolvo/Desayunaba, en menos de 5 minutos (mi record fue de 3 minutos y medio). Más increíble era ver a mi mamá a los gritos, intentando que me levante. ¿Yo? Nada.

Lo peor que me podía hacer era despertarme con el ruido de la aspiradora. Laaaaa, que luna me agarraba! Te juro que después de eso andaba muy cruzada. No me podías decir buen día porque te tiraba el café hirviendo en las piernas. Sumale que el perro mugriento que tengo me venía y me saltaba todo embarrado y yo con cara de que ojala le cayera un meteorito en la cabeza (después lo quería un poco mas). 

El tiempo paso, y como siempre... No cambié. Sigo odiando el despertador. Sigo no poniendo las canciones que me gustan de alarma porque sino las termino aborreciendo y cuando suenan empiezo a cabezear y fuiste, me dormí. Olvidate de querer que haya sol a la mañana, o la gente contenta, o los que sonrien. La puta madre! Me pueden decir que le ven de gracioso a levantarse temprano? No, tranquila Alber.. Vos podes. 

Por ahora lo que se que la mejor parte de dormir, es soñar. También que los sueños se hacen realidad. Y que tanto durmiendo, como soñando, Albertina tiene una maestría (no me voy a andar poniendo cursi porque después superlogica me reta). 




No che, no soy chica madrugadora. Todo bien con la mañana, pero no por levantarte temprano se ve una vaca en camisón. Toda mi vida me levante tipo 7 y media de la mañana (entraba al colegio a las 8 menos veinte). Era INCREÍBLE ver como me cambia/lavaba los dientes/peinaba(?)/ponía el guardapolvo/Desayunaba, en menos de 5 minutos (mi record fue de 3 minutos y medio). Más increíble era ver a mi mamá a los gritos, intentando que me levante. ¿Yo? Nada.

Lo peor que me podía hacer era despertarme con el ruido de la aspiradora. Laaaaa, que luna me agarraba! Te juro que después de eso andaba muy cruzada. No me podías decir buen día porque te tiraba el café hirviendo en las piernas. Sumale que el perro mugriento que tengo me venía y me saltaba todo embarrado y yo con cara de que ojala le cayera un meteorito en la cabeza (después lo quería un poco mas). 

El tiempo paso, y como siempre... No cambié. Sigo odiando el despertador. Sigo no poniendo las canciones que me gustan de alarma porque sino las termino aborreciendo y cuando suenan empiezo a cabezear y fuiste, me dormí. Olvidate de querer que haya sol a la mañana, o la gente contenta, o los que sonrien. La puta madre! Me pueden decir que le ven de gracioso a levantarse temprano? No, tranquila Alber.. Vos podes. 

Por ahora lo que se que la mejor parte de dormir, es soñar. También que los sueños se hacen realidad. Y que tanto durmiendo, como soñando, Albertina tiene una maestría (no me voy a andar poniendo cursi porque después superlogica me reta). 



0 comentarios

Te puede interesar

Comercial

random

¿Ya leiste estos posts?

suscribir footer

¿Querés enterarte de todo lo nuevo?

Formá parte de nuestra lista de mail

instagram